¿Qué es un parto eutócico? Diferencias con el parto distócico

¿Qué es un parto eutócico? Diferencias con el parto distócico

¿Qué es un parto eutócico? Diferencias con el parto distócico

El parto eutócico es aquel que se desarrolla de forma natural, sin ayuda, maniobras, o instrumental médico, de principio a fin del proceso del parto. En contraposición, el parto distócico es aquel que se desarrolla por vía vaginal, y durante el cual es necesaria la acción médica para llevar a término el parto. En este post te contamos más sobre el parto eutócico y las diferencias con el parto distócico.

Parto eutócico

El parto eutócico es aquel que, como proceso espontáneo y fisiológico, se desarrolla por vía vaginal de forma natural de comienzo a fin, y solo se acompaña. Simplemente se da. También se le llama parto natural. “Parto eutócico” es un concepto de argot médico para definir un parto natural a término, que tiene lugar entre las semanas 37 y 42, sin intervención alguna. Comprende desde la dilatación del cuello uterino, la salida, el expulsivo y el alumbramiento de la placenta.

Beneficios del parto eutócico para la mamá y el bebé

  • Vivir el desarrollo del parto de forma consciente y desde la observación permite fluir con el devenir de la llegada del bebé. Él sabe cuándo nacer y el cuerpo de la mujer es el mejor aliado para interpretarlo y vivir este momento único y personal. Relajarse y experimentar este proceso mágico de su sexualidad como mujer. Es fundamental que como mujer confíes en que tu cuerpo está más que preparado.
  • Si el bebé nace cuando tiene que nacer, se protegen sus tiempos y sus necesidades. El bebé llega en su momento exacto.
  • El desarrollo espontáneo permite un alumbramiento natural.
  • Las contracciones naturales se dan de forma gradual, lo que te permite gestionar mejor el dolor y responder de la manera concreta que reclama el bebé para llegar. Algunos necesitan que la madre tome una postura ladeada, otros podálica flexionada, de cuclillas…
  • El ambiente natural del parto eutócico ayuda al inicio de la lactancia que, junto con el contacto piel con piel, refuerza el vínculo fuerte y sano con tu bebé.

Parto distócico

El parto distócico es aquel en el que es necesaria la intervención médica para llegar a término. Esta intervención tiene lugar mediante el uso de maniobras, instrumental o intervención quirúrgica, ya sea en un parto por vía vaginal o por cesárea. Los inconvenientes o problemas del parto distócico pueden estar relacionados con la madre o anejos fetales, como la placenta, el cordón umbilical o el líquido amniótico, o con el bebé.

Distocias relacionadas con la madre

  • Mecánicas. La estructura ósea de la pelvis de la mujer puede interferir en el tamaño del espacio para el parto y no permitir la salida del bebé. Esto puede deberse a la forma ósea o de las partes blandas. Las distocias de las partes blandas se encuentran dentro del útero y/o canal de parto.
  • Dinámicas. Son las anomalías en el desarrollo de las contracciones, de la acción contráctil del útero.

Distocias relacionadas con el bebé

  • Presentación fetal transversal u oblicua. En esta posición es necesario realizar una cesárea.
  • Presentación podálica. Se considera si la situación es favorable para un parto vaginal y, si no lo es, se procede a realizar una cesárea.
El desarrollo del parto depende de múltiples factores. Algunos están directamente relacionados con la tranquilidad y respeto a las necesidades de la madre en ese momento. Las ventajas de un parto eutócico, natural y no instrumentalizado, redundan en la experiencia, el recuerdo y la conexión de la díada madre bebé. Escucha tu cuerpo, pero si has pasado por un parto distócico no te sientas culpable en ningún modo. Vuestra conexión es solo vuestra, está ahí, y tenéis toda la vida para hacerla crecer.

Deja un comentario