Parto instrumentado o parto instrumental: todo lo que necesitas saber

Parto instrumentado o parto instrumental: todo lo que necesitas saber

ÍNDICE

¿Has oído hablar del término “parto instrumentado”? Es probable que lo hayas hecho y que te cause ciertas dudas. Cabe mencionar que no se trata de una práctica rara, ya que el 15-20% de los partos vaginales son instrumentados. Para resolver todas tus dudas sobre este tipo de parto en este artículo encontrarás toda la información sobre el parto instrumentado.

Parto instrumentado: ¿qué es?

Un parto instrumentado es un parto vaginal que, como indica su nombre, se asiste con un instrumento, aplicado sobre la cabeza del feto, para generar tracción o ampliar el canal del parto.

¿Cuándo está indicado el parto instrumental?

Existen diferentes motivos por los que se puede recomendar la práctica de un parto instrumentado. En términos generales, un parto instrumental está indicado cuando hay:

  • Indicaciones maternas. Hay patologías y situaciones en las que la realización de la maniobra de valsalva (los pujos) podrían ser perjudiciales para la salud de la madre. En estos casos se opta por un parto instrumentado.
  • Indicaciones fetales. Cuando se sospecha que ha habido pérdida de bienestar fetal y condiciones para asistir al parto vía vaginal.
  • Progresión inadecuada del parto. Las expectativas sobre la progresión del parto se basan en unos criterios que tienen los obstetras en función de los partos que haya tenido la madre:
    • Si la madre es nulípara (no ha realizado partos anteriormente), los médicos consideran que el parto tiene una progresión inadecuada cuando la segunda fase dura más de 3h con anestesia (o 2h sin anestesia).
    • Si la madre es multípara (ha tenido otros partos), se resta una hora a cada situación: si la segunda fase del parto se prolonga por más de 2h con anestesia o 1h sin, la progresión se considera inadecuada.

Puede haber variaciones en estos criterios, en función de la dinámica del útero y del bienestar del feto, y en algunas ocasiones se puede ser más flexible con la duración del parto. Cada caso se considera de manera individualizada.

parto instrumentado

¿Cuándo está contraindicado el parto instrumental?

En cuanto a las contraindicaciones, en términos generales, no se recomienda el parto instrumentado en aquellos casos en los que su práctica aumenta el riesgo fetal, ya sea por el grado de dilatación, la posición del feto u otras condiciones.

Además, incluso en los casos en los que el parto instrumental está indicado, si no se puede introducir el instrumento o no hay evidencia de que esté ayudando a que la cabeza del feto descienda, se detendrá el parto instrumentado y se buscarán alternativas (como la cesárea).

¿Qué instrumentos se utilizan en el parto instrumental?

Existen tres instrumentos que pueden utilizarse en un parto instrumentado.

  • Fórceps. Son dos palas articuladas, de la misma forma que lo está una tijera o unas pinzas. Se introducen en la vagina y sujetan la cabeza del feto. De este modo se puede recolocar y extraer al bebé.
  • Ventosa. Es una campana conectada a un método de extracción de vacío. Se coloca en la cabeza del bebé y ayuda a sacarlo, haciendo tracción sobre ella.
  • Espátulas. Presentan similitud con los fórceps, pero tienen forma de cuchara y no están articuladas. Esto se debe a que su función no es retirar el bebé directamente, sino utilizar la pelvis y la musculatura de apoyo.

El parto instrumentado, ¿puede tener complicaciones?

Esta es una pregunta habitual entre las madres cuando se les explica que se les practicará un parto instrumentado. La respuesta corta es sí, pero porque no existe procedimiento médico sin posibles complicaciones. Siempre existe el riesgo de que la madre o el neonato padezcan alguna lesión.

Sin embargo, el parto instrumental es un procedimiento seguro y la mayoría de complicaciones son reversibles, o por lo menos tratables.

Además, hay que tener en cuenta que las decisiones que toma el personal médico se basan en un balance de riesgos y beneficios. Así pues, si se recomienda el parto instrumentado es porque el resultado de llevarlo a cabo es más beneficioso que el de no hacerlo.

En este post esperamos haber aportado información para resolver las dudas más frecuentes acerca del parto instrumentado, pero si aún necesitas aclarar o ampliar algún aspecto, consulta a tu ginecólogo u obstetra.

Deja un comentario