Varices en el embarazo

Varices en el embarazo

Contenido

Durante en el embarazo es común que aparezcan manchas en la piel o varices en las piernas. Esto último es un síntoma de insuficiencia venosa, una disfunción del sistema venoso debido a un defecto adquirido o congénito de las válvulas existentes en las venas. El fallo se debe a que el armazón o sustancia fundamental existente en la pared de las venas (colágeno) ha desaparecido o se ha destruido.

Estudios fisio-patológicos cuantifican la presencia de reflujos valvulares que no ayudan al normal retorno venoso. Se genera una hiperpresión venosa en el sistema profundo de la pierna llegando a la superficie; esta circunstancia provoca una dilatación del sistema venoso. Los grados de este padecimiento van desde el desarrollo de varices, hasta la formación de úlcera.

Se han propuesto muchas clasificaciones para examinar esta complicación, pero finalmente se ha aceptado un consenso internacional auspiciado por el American Venous Forum (ver clasificación al final del post).

 

Utilidad de las vendas frías

Analizamos a continuación en qué consiste esta manera de rehabilitar una pierna con patología venosa, la más recomendada por los cirujanos vasculares con experiencia en prevenir y tratar las varices en el embarazo.

Este tipo de “fisioterapia” tiene por fundamento rebajar de 2 a 5º C la temperatura cutánea de la pierna al aplicar una media impregnada de un líquido hipo-termizante, como por ejemplo el Líquido Vendas Frías MODELANIC de Marro Fórmula. Hay que considerar que habitualmente estos pacientes sufren hipertermia en la pierna debido al estancamiento veno-linfático. Este líquido contiene varios tipos de sustancias activas:

  • Etanol. Produce frío por evaporación del alcohol sobre la piel.
  • Mentol. Aporta sensación refrescante.
  • Venótropos. Extractos de plantas como castaño de indias, fucus vesicular y hiedra, con alto contenido en vitamina P que ayudan a la circulación de retorno.
  • Árnica. Calmante.

 

Fundamentos de este método

  1.  Aumenta la tonicidad vascular. Se crea por el frío una vasoconstricción que acerca las paredes venosas y disminuye la separación de las válvulas. Mejora la hidráulica circulatoria.
  2.  Debido al estancamiento venoso, hay una hipoxia y los tejidos de la pierna no pueden desprenderse de las sustancias de desecho; por eso los compartimentos intersticiales están infiltrados de tóxicos procedentes del trabajo celular.
  3.  Con el frío moderado que producen las medias frías se crea una mini-hivernación situando los tejidos intoxicados en hipo-metabilismo. Esto permite una disminución de las exigencias tisulares, como ya demostró el Prof. Ravina en París en 1961.

 

Cómo se aplica el tratamiento

La paciente se coloca en las piernas un par de medias impregnadas del Líquido Vendas Frías. Se aconseja permanecer tumbada y arroparse con una manta, pues la sensación de frío intenso puede llegar a ser desagradable.

Debe llevarlas durante 20 minutos. En primavera y otoño son suficientes 2 veces al día (antes de comer y por la tarde). En verano puede ser necesario una tercera vez, después de cenar, para dormir mejor evitando así las molestias típicas de piernas inquietas.

Por supuesto, este tratamiento se puede asociar a otros tipos de prácticas preventivas, como hacer regularmente ejercicio, hidratarse bien bebiendo agua con frecuencia, cuidar el calzado o aplicarse varias veces al día un Gel Frío que complemente el efecto de las vendas frías. Estas opciones las tratamos con más profundidad en este otro post: CREMA PIERNAS CANSADAS

 

Clasificación de la insuficiencia venosa crónica según el American Venous Forum.

Grado I (leve)

  • Pesadez
  • Dolor de piernas
  • Dilatación de venas en el tercio inferior de la pierna y pie (corona flebectásica).
  • Manchas ocre en el tobillo asociadas a varicosidades.
  • Edema vespertino en el pie

Grado II (moderado)

  • Edema en tobillos ya visible por la mañana
  • Eczema varicoso
  • Atrofia blanca en la piel de la pierna

Grado III (severo)

  • Secuela post-flebítica
  • Úlcera en el tobillo (supra/infra-maleolar)

Deja un comentario