Crema de piernas cansadas y consejos para evitarlo

Crema de piernas cansadas y consejos para evitarlo

Contenido

Llega el verano y con el calor nuestras piernas están pesadas y nos duelen, se inflaman los tobillos, nos pica la piel y las varices son más visibles. Éstos son los síntomas que producen las varices (desde su forma más latente a la más manifiesta) o, dicho técnicamente, la Insuficiencia Venosa Crónica (IVC) y muchos de nosotros buscamos cremas para piernas cansadas que nos puedan aliviar esta situación.

 

¿Por qué ocurre esto cuando llega el calor?

Las venas de las piernas se dilatan por el calor y esto provoca un mal funcionamiento de las válvulas que están en su interior. Cuando estas válvulas no cierran bien se dificulta el retorno venoso, la sangre retrocede y se acumula por efecto de la gravedad en la parte inferior de las piernas, provocando hinchazón, edema, cansancio y dolor.
Es más frecuente en mujeres que en hombres, aunque éstos también lo sufren, sobre todo si pasan muchas horas de pie. La obesidad, genética, el sedentarismo y el embarazo son factores que empeoran este tipo de problemas.

 

Claves para aliviar la sensación de piernas cansadas:

Te proponemos tres claves para prevenir y aliviar estas molestias y también para ralentizar el progreso de la IVC:

  1. Crema de piernas cansadas:
    • Las cremas de piernas cansadas se utilizan en época de calor para calmar los síntomas de dolor, pesadez y picor.
    • Por ejemplo, el producto Modelanic Gel Relajante de Marro Fórmula, con mentol, efecto frío que produce vasoconstricción y activos naturales de plantas (castaño de indias, fucus, hiedra, hamamelis, árnica) con efecto descongestivo, relajante y antiinflamatorio. Este gel proporciona alivio y descanso.
    • También existen productos en forma líquida, como el Modelanic Vendas Frías de Marro Fórmula. El alivio que produce esta opción es más potente y profundo que el anterior. Se impregnan unas vendas tubulares en este líquido, se ponen en las piernas y te dedicas 20-30 minutos de descanso preferiblemente al final del día, con las piernas ligeramente en alto. El alivio que proporcionan es profundo y duradero.
    • En verano, puede complementarse el efecto de la crema piernas cansadas, geles o líquidos fríos con tratamientos orales. Contienen derivados de plantas (flavonoides, rutósidos, aceites esenciales) con acción venotónica (aumentan el tono de las venas y la resistencia de los capilares).
  2. Medias o calcetines de compresión:
    • Es el método más eficaz para frenar la IVC y calmar los síntomas que produce (pesadez, edema, dolor). Hay que utilizarlas durante todo el año y desde primera hora del día hasta la noche.
    • Tienen una compresión decreciente: máxima en el tobillo y decrece hacia la rodilla o el muslo. De esta manera ayudan a impulsar la sangre hacia arriba, mejorando el retorno venoso.
    • Tienen distintos grados de compresión (ligera, normal y fuerte) para adaptarse a los distintos estadíos de la enfermedad.
    • Elegir bien la talla y el tipo de media (corta, larga o panty) es fundamental para que resulten cómodas de llevar. La media corta, hasta la rodilla, es la que mejor se tolera en verano.Pregúntanos en Marrosalud y te asesoraremos.
  3. Medidas higiénico-dietéticas:
    • Hacer ejercicio (andar, nadar, ciclismo) y evitar estar muchas horas de pie o sentado.
    • Intentar dormir con las piernas ligeramente elevadas.
    • Evitar el sobrepeso y en la dieta restringir el consumo de grasas saturadas y dulces.
    • Duchas de agua fría e hidratación frecuente de la piel.
    • Evitar las prendas ajustadas que presionen en pantorrillas o muslos (calcetines, pantalones) y evitar los tacones de más de 3-4 cm.
    • Evitar fuentes de calor directas en las piernas (cuidado al tomar el sol en verano), las saunas, etc.

 

Pies hinchados en verano

Capítulo aparte son los problemas de hinchazón y pesadez que se producen en los pies en verano. Este tema lo tratamos en profundidad en esta otra entrada: PIES HINCHADOS EN VERANO.

Foto de Mano creado por karlyukav – www.freepik.es

Deja un comentario