Tu ritual cosmético paso a paso

paso-a-paso

 

Siempre os hablo de diferentes cosméticos, patologías…y todavía no había dedicado un post al orden de aplicación de los diferentes cosméticos en nuestra rutina diaria. A petición de algunas de nuestras clientas, os cuento cómo y en qué orden deben de aplicarse:

 

1- Limpieza

 

En primer lugar, y sin duda el paso más importante es la LIMPIEZA, no sólo del rostro sino también del cuello y escote. Debe realizarse tanto por la mañana como por la noche y es un paso indispensable antes de la aplicación de cualquier tratamiento. Muchas clientas me dicen que no se limpian la piel “porque no se maquillan”. Los productos limpiadores, además de eliminar restos del maquillaje, ayudan a eliminar la suciedad producida por la contaminación ambiental así como  los restos de secreciones de la piel producidas por el sudor…

 

Es importante que cada persona elija el limpiador que más se adecue a su tipo de piel y a sus preferencias: leche, gel, agua micelar, espuma…Algunos de ellos requieren la aplicación de un tónico posterior. Os recomiendo evitar el uso de toallitas desmaquillantes a diario.

 

2- Contorno de ojos

 

La piel que rodea a nuestros ojos es mucho más fina que la del resto de nuestro rostro, por ello los productos para tratar el contorno de los ojos deben de ser específicos para dicha zona.

 

Elegiremos el contorno de ojos adecuado según lo que más nos preocupe: bolsas, ojeras, arrugas, flacidez, deshidratación…

 

La aplicación la realizaremos con el dedo anular, que es el que menos fuerza tiene, siempre rodeando al hueso orbital y realizando toques suaves. No lo apliquéis nunca más arriba del hueso, ni en las bolsas directamente en el caso de tenerlas. Los activos migran hacia su lugar de acción.

 

3- Serum o ampollas

 

Son tratamientos concentrados, de rápida absorción y que ejercen su acción en las capas más profundas de nuestra piel. Son el complemento ideal a la aplicación de cualquier crema. Existen serums con activos hidratantes, antiarrugas, reafirmantes…

 

4- Cremas faciales

 

Ya sabéis la importancia de elegir una crema que sea adecuada para nuestro tipo de piel y que cubra las necesidades que cada una buscamos tanto en la texura de la misma como lo que queramos tratar: hidratación, arrugas, firmeza, luminosidad, brillos… Hay veces que podemos utilizar un tipo de crema para la mañana y otro para la noche. Las cremas ejercen su acción en la capa más superficial de la piel o epidermis, es por eso que tras su aplicación notamos un confort inmediato.

 

5- Crema para el cuello y escote

 

La piel del cuello y escote es mucho más fina y frágil que la piel del rostro. A partir de cierta edad, empieza a preocuparnos el descolgamiento del mismo y las arrugas marcadas en la zona del escote.

 

Se puede utilizar la misma crema que para el rostro pero existen cremas con activos específicos que suelen incluir agentes tensores y reafirmantes específicos para dicha zona. La crema Daeses reafirmante de cuello de laboratorios Sesderma y la Liftissime cuello de Lierac son dos muy buenas opciones.

 

La aplicación debe de realizarse en sentido ascendente y como si quisiéramos dibujar un siete.

 

Y por supuesto, no olvidar nunca la aplicación de fotoprotector solar en esta zona.

 

Cuidado de los labios

 

Es una zona tan pequeña de nuestro rostro que muchas veces la dejamos abandonada sin tener en cuenta su fragilidad. La piel de esta zona es muy fina y cualquier agente externo: frío, viento, sol…la daña fácilmente.

 

El uso de un fotoprotector labial que además incorpore agentes hidratantes y nutritivos debe de ser un básico en nuestra rutina diaria. Además os recuerdo que la piel de los labios no tiene melanocitos, las células encargadas de sintetizar melanina para defendernos del sol con lo cual se queman fácilmente.

 

Protección solar

 

Es el paso que no debe de faltar bajo ningún concepto ya que el sol es la principal causa del envejecimiento de nuestra piel. Debemos utilizarlo todo el año y no sólo en verano. Si nos maquillamos, lo ideal es esperar unos minutos entre la aplicación del fotoprotector (primero) y el maquillaje (segundo), o si no nos vamos a exponer directamente al sol utilizar un maquillaje que incorpore factor de protección solar (FPS).

 

Y una vez a la semana…

 

Os recomiendo realizar una exfoliación con un producto adecuado a cada tipo de piel con el fin de eliminar células muertas, alisar nuestra piel y favorecer la renovación celular de la misma.

 

Lo ideal después de la exfoliación es la aplicación de una mascarilla.

 

¿Sabíais el orden de aplicación de todos los cosméticos? ¿soléis aplicarlos así?

 

Esta entrada tiene 2 comentarios

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito

Pregúntanos
1
¿Cómo te sientes hoy? ¿Alguna duda?
Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by