Mi bebé duerme mucho, ¿debo preocuparme?

Mi bebé duerme mucho, ¿debo preocuparme?

Mi bebé duerme mucho, ¿debo preocuparme?

Una de las peores cosas que relatan los padres primerizos son las noches sin dormir, por lo que puede que te sorprenda preocuparte si tu bebé duerme “mucho. Quizás se salta tomas mientras descansa plácidamente o a los 3 meses te deja dormir 6 horas seguidas. Es curioso sentir que esa “suerte”, soñada por un montón de padres primerizos de tu entorno, a ti te preocupa. Y te preguntas “¿es raro que mi bebé duerma mucho?” Depende; veamos.

¿Es normal un bebé que duerme mucho?

Empecemos diciendo que sí, es normal, y muy beneficioso y habitual, que un bebé duerma mucho. Un recién nacido puede llegar a dormir hasta 20 horas al día, pues su rápido crecimiento le hace consumir mucha energía y necesita recuperarse.

El sueño es la base del desarrollo del bebé, por lo que pasa la mayor parte del tiempo durmiendo, independientemente sea de día o de noche, despertando solo para comer. Esto varía según la edad, pues conforme va creciendo va distanciando las tomas y va haciendo ciclos de sueño más largos, y diferenciando mejor el día de la noche, hasta asemejarse al ciclo adulto.

Beneficios del sueño

  • Alimenta. Un sueño reparador estimula el apetito, lo que hará que tu bebé crezca rápidamente.
  • Afianza conocimientos. Mientras duerme repasa mentalmente lo vivido y fija recuerdos de caras, formas y colores. Adquiere conocimientos y se estimulan sus ganas de conocer.
  • Influye en el crecimiento. Mientras duerme se estimula la hormona del crecimiento.

Los bebés duermen mucho, pero lo hacen en ciclos cortos. Al principio llegan al ciclo REM, que se caracteriza por el movimiento ocular e indica actividad mental, pero luego, conforme crecen, los ciclos son más largos y profundos. A los 3 años pueden llegar a dormir más de 10 horas seguidas de noche.

Causas de un bebé que duerme mucho

Como ves, un bebé que duerme mucho es normal. Cada bebé tiene un ciclo de sueño que se va configurando al crecer. Si observas que en determinados momentos duerme más de lo normal es posible que sea por alguna de estas causas:

  • Brote de crecimiento. Sobre todo en los primeros días y meses, es probable que notes que tu bebé duerme más, ya que los brotes de crecimiento suponen un gran gasto de energía y necesita más tiempo para recuperarse
  • Etapa de dentición. Esta etapa es muy molesta para los bebés y suelen estar más inquietos y revueltos, lo que les produce un gran cansancio y necesitan más descanso.
  • Enfermedad. Si tu bebé tiene fiebre o está enfermo también es normal que esté menos activo y más somnoliento. Su cuerpo está combatiendo la enfermedad y necesita más reposo.
  • Mucho estímulo diario. En días con mayores estímulos (viajes, visitas o fiestas) o jornadas más intensas de actividades, es posible que tu bebé necesite dormir más de lo normal para compensar el gasto energético extra.

¿Cuándo es preocupante un bebé que duerme mucho?

Si tu bebé es recién nacido lo aconsejable es que coma a menudo, pues su estómago es pequeño y no retiene grandes cantidades de alimento, ni de hidratación. En los primeros días es importante ofrecerle el pecho si hace más de 4 horas de la última toma. También es importante que vigiles si orina después de las tomas. Esto será un signo de que está bien hidratado. Si no es así, entonces es recomendable que le despiertes para darle la toma correspondiente.

Mientras crezca progresivamente, no te preocupes y disfrútalo. Considérate una persona afortunada, pues para algunos padres y madres el sueño de su bebé es un gran problema.

Ya has visto que un bebé que duerme mucho es normal. Algunos bebés duermen del tirón desde los 2 o 3 meses, otros empiezan a hacerlo con la introducción de los cereales, otros más tarde. Con el tiempo irás conociendo el ciclo y rutina de sueño/deposiciones de tu bebé. Y recuerda, si notas algo extraño no dudes en consultar a tu pediatra de confianza.

Deja un comentario