MANCHAS Y DESPIGMENTANTES

borra 2

 

A petición de algunas de nuestras clientas, hoy  os hablaré de las manchas solares y de los tipos de despigmentantes que existen para combatirlas.

La hiperpigmentación (manchas en la piel) se produce por un aumento de la síntesis de un pigmento llamado melanina. Dicho pigmento es sintetizado por unas células llamadas melanocitos, concretamente en unos orgánulos llamados melanosomas.  Estos melanosomas son transferidos a otras células llamadas queratinocitos que los llevan a la superficie de la piel produciéndose así  la pigmentación o mancha.

Existen diferentes tipos de hiperpigmentación, os explico algunos:

  • Lentigos o manchas solares:  manchas pequeñas de color marrón asociadas a la exposición al sol, suelen aparecer sobre todo en la cara y en el dorso de las manos.
  • Melasma o cloasma: son manchas más irregulares que aparecen sobre todo en mujeres jóvenes en la zona de la frente, mejillas, nariz y labio superior. Son muy típicas en el embarazo o cuando se entán usando tratamientos hormonales.
  • Hiperpigmentaciones producidas tras agresiones en la piel: peelings, cicatrices, acné…
  • Hiperpigmentaciones por el uso de cosméticos con ciertos perfumes: dermatits de Berloque.

Existen muchos productos con activos despigmentantes que nos pueden ayudar a disminuir las manchas de nuestra piel, antes de citarlos os recuerdo que el “mejor despigmentante” es el uso de un buen fotoprotector solar durante todo el año.

Los activos despigmentantes más habituales son:

Hidroquinona (2-4%): aunque es el despigmentante por excelencia, no puede formar parte de ningún producto cosmético por considerarse un medicamento y debe utilizarse con prescripción médica.

Mequinol (2-10%): es un derivado de la hidroquinona que sí permite su uso en productos cosméticos.

Ácido Kójico (0.05-4%): es menos irritante que la hidroquinona. Se extrae del hongo Aspergillus oryzae y tiene además acción antimicrobiana, por lo que también actúa sobre las cicatrices del acné. Se óxida muy fácilmente por lo que a veces encontramos en las fórmulas despigmentantes derivados de este ácido que son más estables.

Acido ascórbico o vitamina C (5-15%): también se oxida fácilmente y suelen usarse derivados del mismo en las fórmulas.

Ácido azeláico (10-20%): tiene además función seborreguladora.

Niacinamida (5%): despigmentante y antiacnéico.

Arbutina (1-4%): es de origen vegetal y se encuentra en especies como la morera, gayuba…

Ácido lipoico (2-8%): conocido también como ácido tióctico.

Ácido elágico (1%) : procedente de plantas como la frambuesa, arándano, granada…

Existen también sustancias coadyuvantes como los alfa-hidroxiácidos (5-15%), ácido salicílico (3-6%), ácido retinóico (0.02-0.1%) que suelen estar presentes en este tipo de fórmulas.

Los productos despigmentantes deben utilizarse por la noche (en algunos casos pueden aplicarse dos veces al día) y por el día es imprescindible el uso de un fotoprotector solar. Os recomiendo utilizarlos por lo menos durante dos meses para observar resultados.

 

 

Deja un comentario