Lo más importante de una dieta es que acabes adquiriendo BUENOS HÁBITOS

Hace unos días me hicieron una entrevista en el Diario del Altoaragón de Huesca (http://www.diariodelaltoaragon.es/NoticiasDetalle.aspx?Id=937303&COM=1) y la quería compartir con vosotros ya que la respondí con mucha ilusión. Os invito a que la leáis, aunque sea una pregunta al día, para que veáis lo importante que resulta llevar una buena alimentación.

Entrevista Diario del Altoaragón:

Ante la inminente llegada del verano y el inicio de determinadas dietas para perder algunos kilos, www.diariodelaltoaragon.es, apostando por una alimentación saludable, propuso a sus lectores entrevistar a Ana Fanlo, diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Facultad de Ciencias y del Deporte del campus de Huesca, con un postgrado en interacciones entre fármacos y alimentos y que es además, vocal del Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Aragón.

HUESCA.- El problema de las conocidas como ‘dietas milagro’, el temido ‘efecto rebote’ o los alimentos a evitar incluso sin una dieta de adelgazamiento son algunos de los asuntos que ha abordado Ana en respuesta a las dudas de los altoaragoneses.

 

Paz, de Huesca:

Siempre he oído que la fruta es muy buena en las dietas, pero me han dicho que nunca debe comerse después de comer o cenar por algo de los azúcares y la digestión. Me gustaría que me lo aclarara. ¿Es cierto que se debe comer la fruta siempre sola y no integrada en una comida? Muchas gracias.

Se sigue investigando sobre este tema, pero los estudios que hay hasta ahora demuestran que la digestibilidad de la fruta es la misma en función de la hora que se tome, las calorías que aportan son las mismas, así que engorda lo mismo antes, durante que después de una comida, lo que sí que puede ocurrir es que si la tomas antes de la comida debido a que contiene fibra haga que te sacies más y comas la cantidad adecuada del resto de alimentos, pero no te va a “engordar” más o menos. Lo importante es que tomes 3 piezas de ellas al día, no sólo en dietas de adelgazamiento sino en toda dieta saludable para beneficiarte de que con el pequeño aporte calórico que contiene, la fibra, vitaminas y minerales que nos aportan.

Lorenzo, de Huesca:

Estoy intentando perder unos kilos, pero no sé muy bien cómo hacerlo, sé que la dieta correcta es comer de todo y comer bien, por ejemplo cuando comes legumbre comer sólo eso con una ensalada… pero no consigo adelgazar… creo que el problema es la cantidad, así que mi pregunta es, ¿la cantidad correcta que se debe de comer cuál es?

Como bien dices debido a que tomamos una ingesta elevada de proteínas, los días que tomemos legumbre el primer plato se basará en una verdura, no necesariamente lechuga, sino cualquier verdura o mezcla de ambas y/o con hortalizas, tenemos mucha variedad (zanahoria, calabaza, berenjena, calabacín, espárragos…) además estaría muy bien que la combináramos con cereal, por ejemplo el arroz, ya que el aminoácido que le falta a la legumbre lo contiene el arroz y el que le falta el arroz lo tiene la legumbre, de tal manera que al combinar ambos conseguimos la proteína completa vegetal y de buena calidad. Como bien dices es muy importante saber la cantidad que necesitamos cada uno, ya que no es lo mismo trabajar de administrativo, que trabajar de carpintero, como ves son trabajos que necesitan más o menos actividad, lo cual nos influirá en la cantidad que uno u otro necesita comer al día. Se debe tener en cuenta también la edad, el sexo, la situación fisiológica en la que nos encontremos, si prácticas ejercicio o no. Y muy importante la planificación previa del menú semanal, a poder ser con 5 comidas al día. En cualquier caso para que te hagas una idea, para una persona que necesita 2000Kcal, la ración de legumbre sería de unos 70 gramos en crudo con medio puñadito de arroz, y una cucharada de aceite de oliva, lo que vendrían a aportar unas 421Kcal.

Ana, de Huesca:

Dicen que el desayuno es la comida más importante del día, y supongo que es cierto, pero me tomo un café solo porque no tengo hambre a esas horas, y me dice que no es bueno ¿de verdad debería obligarme a comer algo? ¿Por qué?

La importancia del desayuno reside sobre todo en que quién desayuna acaba adquiriendo mejores hábitos dietéticos, y el cerebro necesita glucosa para funcionar, piensa que cuando nos levantamos llevamos varias horas sin comer.

Mi consejo sería que te acostumbraras a introducir un cereal, por ejemplo 40 gramos de pan integral y una pieza de fruta, si no es imposible, intenta introducirlo en otra toma del día, recuerda que la cantidad de fruta necesaria es al menos 3 frutas al día, pero decirte que una actividad que se hace durante 10 días seguidos se termina convirtiendo en un hábito.

Marcos, de Huesca:

He oído hablar de que según que alimentos juntes en una comida son mejores para llevar una dieta de adelgazamiento, ¿es verdad?

Mi consejo es que huyas de ese tipo de dietas, fíjate estamos hablando de no mezclar alimentos en la misma comida, eso aparte de que es “imposible” no hay alimentos que sólo contengan hidratos de carbono en su composición, ni que sólo tengan proteínas, ni sólo grasas ¿Entonces? Además si sigues una dieta en la que te prohíben comer ciertos alimentos o mezclarlos, la llevas una semana adelgazas, pero… ¿después que puede ocurrir si vuelves a comer como antes? Cogerás los kilos perdidos , lo importante de una dieta no es que pierdas mientras la hagas, sino que adquieras buenos hábitos dietéticos, que aprendas a orientarte con las raciones, y saber que no hay nada prohibido, sino alimentos más frecuentes de consumir, otros menos, y otros que muy, muy, esporádicamente deberíamos introducirlos (galletas, bollería industrial, refrescos…).

Antonio, de Barbastro:

Me gustaría perder algunos kilos pero me cuesta quitarme la cervecita, ¿de verdad es tan mala?

He de decirte que dentro de las bebidas alcohólicas es de las menos perjudiciales, no sólo es que sea mala en dietas de adelgazamiento, el alcohol en general es dañino en diferentes niveles, depende también de si se tiene alguna patología asociada por ejemplo enfermedades cardiovasculares, hipertensión… aquí te dejo para que leas un poquito sobre los efectos nocivos del alcohol (http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs349/es/)

¿Las calorías que aporta? Unas 150 Kcal por una de tercio. El alcohol aporta 7 Kcal por gramo… Muchas veces nos quitamos cosas cuando estamos a dieta y queremos perder unos kilos de más pero y cuando no queremos perder? Hay que pensar también en comer y beber saludable. Eso no quita para que de vez en cuando se pueda tomar alguna, pero no se debería tomar todos los días…

María, de Huesca:

Necesito perder unos cuatro kilos y he visto cantidad de cosas en las farmacias para ayudar a quitar esos michelines… ¿qué me recomienda?

Tales productos son complementarios a una dieta (los ahí saciantes, quemagrasas, captadores de grasa…) lo mejor para adquirir un peso saludable y adecuado sería que te pusieras en manos de un dietista-nutricionista, para aprender raciones adecuadas, las tomas diarias y ya desde ahí que siempre comieras así, además de incluir ejercicio a tu vida diaria (ejercicio aeróbico, tonificación con abdominales o clases de tonificación) con ello todavía conseguirás mayores beneficios. Puedes ayudarte con algún saciante al principio, por ejemplo el glucomanano, es una fibra que puede absorber 100 veces su volumen en agua, también podrías utilizar alguna crema anticelulítica y /o reductora, hay especificas para esa zona, y cada vez mejor formuladas. Pide consejo a algún profesional para que te ayude en tu elección.

Inés, de Huesca:

¿Puedo hacer una dieta de esas que llaman milagro de perder tres kilos en cinco días para quitarme rápido los kilos que me sobran si luego me comprometo a llevar una alimentación adecuada?

Hay muchas dietas milagro, yo nunca os recomiendo que hagáis ninguna. ¿Por qué? Se suelen prohibir alimentos, algunas pueden poner en riesgo tu salud, como las muy hiperproteicas, o algunas muy bajas en calorías, ¿además qué ocurre? que en el momento que vuelvas a comer como tú lo hacías volverás a recuperar los kilos perdidos y más, lo más importante de las dietas es que acabes adquiriendo buenos hábitos sin prohibiciones de alimentos. Habría que valorar tu caso en particular, y si se puede hacer algún hipocalórica durante unos días hasta la fecha y luego orientarte hacía tus requerimientos normales, siempre y cuando llevada a cabo con un profesional, un dietista-nutricionista.

Asun, de Huesca:

¿Siempre existe en efecto rebote tras una dieta de adelgazamiento?

Si eres constante y la dieta está bien elaborada irás adquiriendo nuevos hábitos, conocimientos de las raciones, y por lo tanto no habrá efecto rebote, lo importante de las dietas es aprender a comer bien, y a no volver a los malos hábitos. Así no hay rebote, sí que lo obtendrás si recurres a las dietas milagro, que al ser restrictivas en alimentos, muy bajas en calorías y poco apetecibles además de pasar hambre al final aparece el efecto yo-yo.

Alex, de Huesca:

¿Por qué los primeros kilos se pierden tan rápido y luego cuesta tanto quitar el resto, que también sobran?

Para hacer una dieta hay que tener unos conocimientos previos para calcular las calorías diarias que necesitas, en ello entra en juego tu actividad. Si sobran kilos habitualmente es debido a que hay un balance positivo en tu ingesta, es decir, tomas más alimentos de los que debieras para tu actividad diaria, haciendo que esas calorías de más como no las quemes almacenándose en forma de grasa.

Al empezar una dieta lo que se hace es hacer una restricción de calorías, es decir se “prescribe” una dieta con menos calorías de las que tu estas ingiriendo en ese momento, para que con tu actividad diaria salga un balance negativo y pierdas de las reservas grasas, una vez vas perdiendo kilos (el peso es un variable que va dentro de las fórmulas para calcular tu ingesta diaria) tus aportes calóricos se van reduciendo, donde llegará un equilibrio entre lo que estas comiendo y lo que quemas. Lo que habría que hacer en ese caso es volver a modificar la dieta y aumentar el ejercicio físico o cambiar de ejercicios, para que ese balance siga siendo negativo y no te estanques. Recordarte que lo normal y saludable es perder de 0,5 a 1 kg a la semana, no más.

Isabel, de Huesca:

¿Llevando una buena alimentación puedo perder los kilos que me sobran?

Claro que sí, de hecho si se comiera siempre con las recomendaciones adecuadas, las raciones necesarias para ti, según edad, sexo, situación fisiológica, trabajo… sería facilísimo que lo consiguieras y además lo mantuvieras, deberías incluir ejercicio físico en tu vida diaria, no sólo ayudaría a perder peso sino también a ir convirtiendo la masa grasa en masa muscular, e ir tonificando. Sin prohibir alimentos, sino reduciendo raciones de algunos. Lo más importante es la constancia, perder kilos de manera saludable conlleva de 0.5 a 1 a la semana, en el momento que ello aumentara algo pasaría en ese tipo de dieta.

Jorge, de Huesca:

¿Si borro de mi dieta los dulces y fritos y el alcohol será suficiente para que sea buena?

Sería un buen comienzo, pero no suficiente, no sé el fin que quieres conseguir quitando éstos de tu dieta, pero si es para adelgazar, decirte que aparte que lo que has nombrado tienen calorías vacías, como el alcohol y algunos dulces, es decir te aportan calorías sin obtener beneficios de ellos más bien efecto perjudiciales los dulces contiene muchísimo azúcar, además de casi siempre la adicción de grasa saturada colesterol, sal en exceso, no es sólo prejudicial en dietas de adelgazamiento sino en la prevención de múltiples enfermedades, como hipercolesterolemia, hipertensión, obesidad, algunos cánceres y riesgo a infartos. ¿Los fritos…? bueno… unas sardinas fritas, una merluza frita, unas pechugas, estamos hablando de alimentos saludables, dependerá del aceite de fritura que se utilice, bien para pérdida de peso que la mejor opción sería recurrir a otras técnicas culinarias: asado, plancha, vapor, papillote, hervido, si aún así elegimos esta técnica de cocción para estos alimentos mejor usar siempre aceite de oliva virgen extra o esporádicamente aceite de girasol. ¿Qué ocurre? que también están los fritos precocinados, de esos, huye… la patatas de bolsa que adquieres en los congelados, siempre o la mayoría de las veces ya están prefritas, en aceite de coco o palma además. Luego lo mejor evita estos alimentos y si estamos hablando de adelgazamiento, elije mejor las técnicas que te he nombrado, además de que hay que adquirir bueno hábitos, 5 comidas al día, 2 raciones de verdura al día 3 frutas, cereales integrales, agua, no refrescos (un refresco tipo cola 130Kcal+35 gramos de azúcar, es decir 14 terrones de azúcar…si sí una auténtica pasada, una cerveza 150 Kcal, un gin-tonic unas 256Kcal). Cómo ves hay trabajo que hacer, habría que saber cuáles son el resto de tus hábitos y a partir de ahí darte unas pautas adecuadas y siempre acompañado de ejercicio físico.

Irene, de Huesca:

Tengo una duda, mientras como nunca bebo nada hasta el final de la comida y entonces bebo un montón de agua, pero oí el otro día que eso no se debe hacer, ¿es cierto, por qué?

Da igual en qué momento del día bebas el agua, lo importante es hacerlo antes que aparezca la sensación de sed, ya que eso nos indica que ya estamos empezando a deshidratarnos. Las calorías que aporta el agua son las mismas antes, durante que después las comidas, es una sustancia que aporta 0 calorías, por lo cual no nos va a engordar, bebe 2 litros de ella al día, recuerda que el 70% somos agua.

Susana, de Monzón:

Mi problema es al revés que el de casi todo el mundo, por más que como no logro engordar ¿existe alguna dieta que debería seguir?

Para ello deberías aumentar el tamaño de tus raciones, siempre con alimentos saludables, no yéndote a los grasos. Enriquece tus platos, por ejemplo en los purés de verdura añade leche y quesito y hazte unos tostones, comer carnes o pescados rebozados fritos en aceite de oliva, usar frutos secos para los guisos, verduras con cremas, añadir patata, arroz y zanahoria a las legumbres y hasta almendras en los garbanzos, pasta con aceite, frutos secos y proteico… introduce una recena, por ejemplo un vaso de leche antes de irte e dormir con cereales sin azúcar. Así incrementaras las calorías que necesitas para tus actividades y aumentarás de peso, además puedes incluir ejercicio de musculación, te ayudará a abrir el apetito y aumentar la masa muscular. Habría que ver si tu peso es saludable aunque te veas delgadita o estás por debajo, si es saludable, no tienes porque preocuparte, al fin y al cabo sólo se trata de algo físico.

Germán, de Jaca:

¿Todas las dietas son igual de efectivas para cualquier tipo de personas o hay que tener en cuenta otro tipo de factores como edad, sexo…, a la hora de escoger una?

Como bien dices, es necesario saber esos factores, además de la actividad física, tipo de trabajo, situación fisiológica y tener conocimiento de la toma de algún fármaco, por si puede repercutir en la ganancia, pérdida de peso o cambiar el apetito, aunque los alimentos que deberíamos comer todos, son los mismo, pero variándolos y modificando las raciones para cada caso particular. Por eso es tan importante que las dietas sean personalizadas, no sólo porque son diferentes las calorías que necesitamos unos u otros, sino también por gustos, preferencias, horarios…

Miriam, de Huesca:

Suelo padecer anemia, además de las lentejas, ¿hay algún alimento que logre que absorba mi cuerpo más hierro?

Habría que saber el tipo de anemia que tienes ya que no siempre es debida a un déficit de hierro, en algunas ocasiones puede ser déficit de alguna vitamina como la vitamina B 9, es la llamada anemia megalobastica, lo que ocurre es que al tener déficit de esta vitamina tus glóbulos rojos son defectuosos, la anemia por déficit en vitamina B12 o si en tu caso se trata de una anémia ferropenica (niveles bajos de hierro). En esta última necesitarías tomar alimentos ricos en hierro a parte de un suplemento de hierro, en cualquier caso deberías ir al médico (aunque supongo que ya lo habrás hecho para saber a qué es debida tu anemia, ya que llevando una alimentación sana y equilibrada no deberías de tener deficiencias de vitamina B12, B9 o de hierro, a no ser que… ¿Eres vegetariana estricta? sino es así hay que indagar sobre la causa que te hace llegar a ese tipo de “signo clínico” no haya alguna enfermedad detrás de ello). Bueno en el caso que tuvieras anemia ferropénica, tendrías que tomar el suplemento de hierro que te haya prescrito tu médico siempre con un zumo de naranja natural, para ayudar a que ese hierro en forma medicamentosa se absorba mejor, en cuanto a los alimentos, te pondré una lista de los que más hierro contienen (sustituir cereales blancos por integrales, almejas, berberechos, huevo, sésamo, salvado de trigo, cecina, legumbres, hígado) decirte que es importante que cuando tomes alimentos ricos en hierro los complementes con los ricos en vitamina C para que ese hierro se absorba mejor, por ejemplo cuando comas lentejas con arroz toma de postre una naranja, si tomarás un yogurt de postre quelarías ese hierro y no se absorbería igual, ya que el calcio interfiere en la absorción del hierro, por eso el del desayuno con un zumo de naranja y espera a tomarte la leche. Sin embargo si tu anemia es megaloblastica te citaré alimentos ricos en vitamina B12 (hígado, mejillones, sardinas en lata, jamón serrano, carne, huevo), o alimentos ricos en folatos ( habas, judías secas,soja, pipas de girasol,huevo, col, espinaca, en general toda la verdura de hoja verde).

Elisa, de Jaca:

Mi problema es que tengo los horarios muy irregulares, en especial las cenas, llego a casa tarde y nunca sé que tomarme por no irme a la cama con el estómago vacío, ¿qué me recomiendas que tome? ¿Y qué debe evitar?

Lo más importante es que planifiques tus ingestas con antelación, es decir, que te prepares un menú semanal, deberíamos hacerlo siempre pero en tu caso todavía más, y sobre todo las cenas, porque sino tenderás a picar alimentos pocos saludables, dejándote llevar mientras piensas o preparas la cena. Aun así, siempre te recomendaría alimentos de fácil digestión, verduras y hortalizas (judía verde, brócoli, cremas de verduras caseras sin quesito, ni nata ni mantequilla, lechuga, espárragos…) acompañada de una pequeña ración proteica, un huevo duro, una tortilla, un filete de pescado al a plancha, pechuga, queso fresco… y de postre fruta o un lácteo, depende de tus comidas anteriores. Puedes variar mucho tus cenas con estos alimentos, por ejemplo una ensalada variada: lechuga, zanahoria en rodajitas, pepino, un huevo duro o medio huevo duro y media lata de atún al natural, y una manzana en daditos o piña en daditos, ahí tendrías una cena completísima y sana, es cuestión de planificar y variar tu menú para no aburrirte, otra opción sería un tomate con ventresca, y el postre…

Evitar en las cenas alimentos más copiosos, legumbres, pasta, arroz, y sobre todo precocinados, fritos, pizzas, salsas…

Paco, de Huesca:

Como profesional me gustaría que me aclararas una duda, ¿es bueno hacer un día a la semana dieta depurativa tomando solo caldos, verduras y similares, para mantenerse en forma y compensar excesos?

Para nada, te acabarían faltando nutrientes, si llevas una dieta adecuada y saludable no es necesario llegar a esta compensación. ¿Que un día tienes una boda, una comunión, o simplemente una cena de amigos? En las primeras es difícil elegir el menú, pero cuantos acontecimientos de ello tenemos al año, haz ejercicio físico todos días, incluido ese día, y vuelve a tu alimentación normal, y pronto volverás a tu estado anterior, ten en cuenta que sólo ha sido un día. En el caso de las comidas, cenas con amigos o familiares, planifícalos e incluye verduras en esos menús, controla tus raciones, no te prives de comer postre aunque sea una tarta pero con límites, un día es un día, y si por el contrario vais a un restaurante… complementa el menú con una verdura de primero y un proteico de segundo, ¿qué quieres pasta de primero? Pues algo suave de segundo o verdura de segundo, y no sigas comiendo hasta que no puedas más, no pasa nada por dejar algo en el plato.

M. Ana, de Huesca:

Quisiera saber si ante un trastorno de ansiedad generalizada influye la nutrición. Si es así. ¿Con qué tipo de alimentación se puede ayudar?

Puede influir pero no es el detonante, podrías cambiar hábitos, evitar las sustancias estimulantes como el café, refrescos con cafeína, alcohol, té, chocolate, también alimentos ricos en azúcares y grasas, y apostar por alimentos sanos sobre todos los ricos en vitaminas del grupo B, verduras de hoja verdes, cereales integrales (pan, pasta, arroz…) frutas de temporada, legumbres, frutos secos, y hacer 5 comidas al día, en vez de 3 y contundentes.

También te recomendaría que pusieras en práctica el ejercicio físico ¡sal a correr! sería una buena opción, con ellos se liberan unas sustancias llamadas endorfinas, que son las llamadas “hormonas de la felicidad”, además de liberar el estrés, otra opción pilates, yoga, meditación, taichí… El ejercicio ayuda mucho a liberarnos del estrés diario.

María, de Huesca:

Ahora que se acerca el buen tiempo, muchas nos preocupamos de mantener el peso o adelgazar. Muchas veces sin acudir a profesionales que nos guíen y nos den una buena práctica de alimentación y vida saludable, con los riesgos que a veces puede conllevar. Por ello, le quería preguntar por los batidos como sustitutos de las comidas principales o como complementos para adelgazar, que últimamente se han puesto de moda. De entre éstos, los zumos verdes. ¿Qué opinión tiene al respecto? ¿Lo recomendaría para cualquier persona? ¿Necesitamos de la supervisión de un especialista para tener un seguimiento correcto?

También le quería preguntar por otro elemento que me llama la atención: la nutricosmética. Igualmente, ¿qué opinión tiene? ¿Para qué y en qué casos concretos lo recomendaría?

La mejor forma de adelgazar como comentas sería llevar a la práctica buenos hábitos, no sólo en la alimentación, sino evitando el sedentarismo, e ir introduciendo actividad física en la vida diaria, para ello a veces sería necesario ponerse en manos de un profesional, como es el dietista-nutricionista.

Se sabe más o menos como hay que comer, pero como si a mí me preguntan de electricidad, sabré cambiar una bombilla, qué es un diferencial y algunas cosas más, pero no el orden de hacerlo o cual es mejor material, por ello al menos al principio unas buenas pautas de un profesional son muy importantes.

¿Los batidos sustitutivos? Habría que valorar la marca de la que hablamos ya que hay muchos en el mercado, yo no estoy en contra de ellos, ya que en algunas ocasiones la necesidad de perder kilos en algunas personas no sólo es por estética sino por las enfermedades asociadas al sobrepeso u obesidad, diabetes tipo II, hipertensión, colesterol alto… riesgo a otras enfermedades, y han ido probando varias dietas y no lo logran, para ese perfil de personas si los recomendaría, pero existen varios, no sólo sustitutivos de una comida sino con los que además comes “comida normal”, de esa manera, consigues también educar a tu paciente, he visto casos que empezando con una dieta con sustitutivos+comida han logrado quitarse la pastilla del azúcar, y/o la del colesterol, llevando luego un mantenimiento y aprendiendo a comer. En conclusión, como excepción y cuando hay riesgo para la salud y valorando la marca en concreto, si contiene fibra, suficientes vitaminas y minerales y la carga de hidratos suficientes para no llegar a cetosis. Eso sí siempre controlados por un dietista-nutricionista y terminando con un mantenimiento, no son dietas de dos semanas sino de meses.

En cuanto a los nutricosméticos (productos alimenticios cuyo fin es complementar la dieta, consistentes en fuentes concentradas de nutrientes, comercializados en cápsulas o polvos y que deben tomarse en pequeñas cantidades) hay mucha controversia, mi consejo es que si recurres a alguno, elije los de venta en farmacias, son los que llevan detrás estudios y han pasado unos controles, éstos se identifican con un Código Nacional de 6 cifras (CN:00001), una cosa es lo que diga que es, y otra la cantidad de él que haya en esas cápsulas o sobres. Pienso que llevando una dieta adecuada, no serían necesario, pero a veces aunque creemos que la llevamos, podemos tener carencias de algún nutriente. Ahora hay muchos, para la piel, para el pelo y uñas, para la circulación, por si solos a veces no son suficientes, habría que combinarlos con otros productos por ejemplo los de la caída, con ampollas y /o champú, los de las piernas cansadas, con algún gel frío, también tenemos para el sol, para evitar la típica alergia solar habiéndolo que combinar con un buen protector solar

(frente a UVA/UVB )

María, de Huesca:

Hola Ana, me gustaría saber que futuras salidas tiene esta carrera, es decir, si únicamente sirve para realizar dietas como la mayoría de personas creen.

Además también quería preguntarte en que Universidad estudiaste y como ves el nivel en comparación con la de Huesca.

Si te gusta la nutrición no lo pienses, es una carrera muy bonita, aprenderás también de medicina, ya que para saber dar consejos sobre alimentación en algunas patologías primero tienes que conocerla. Es una carrera muy nueva y hay gente que todavía no la conoce (es algo por lo que seguimos luchando jeje) la mayoría de las veces te van a pedir consejo en pérdida de peso, pero no sólo estamos cualificadas para ello, cada vez más nos vamos haciendo hueco y vamos dando consejos en diferentes ámbitos, es muy importe la alimentación en la prevención y mantenimiento de la salud, desde mi punto de vista y desde lo que veo dentro de mi trabajo, si como primera pauta se dieran unas recomendaciones sobre alimentación, no haría falta la prescripción de tantos fármacos con los efectos secundarios que conllevan por ejemplo para el colesterol, tensión, diabetes tipo II, incluso para las migrañas, dónde muchas veces se pasa a prescribir fármacos como primera opción, también en la prevención de algunos cánceres, es importantísimo mantener la buena nutrición en pacientes oncológicos, para que se mantenga fuertes en las diferentes etapas, ahí hay bastante trabajo que hacer, y somos un profesional muy necesario, ya que van variando los requerimientos durante la enfermedad y los efectos secundarios que van ocasionando los tratamientos.

Otra de las salidas profesionales, es divulgar, dedicarte a la docencia, formador en centros públicos y privados.

Restauración colectiva, dónde llevas el control de calidad de una cocina, gestión organización y formación del personal del servicio, puede ser de un comedor escolar, de una residencia, restaurante… (APPCC)

Consulta privada (Dietista clínico).

Impartir charlas, cursos, elaboración de guías para la promoción de la salud en diferentes ámbitos (Dietista comunitario o de la salud pública).

Asesorar en la innovación de nuevos productos y el marketing (Dietista en la industria).

Dedicarte a la investigación…

Como ves hay muchas salidas ¿El inconveniente? todavía no tenemos nuestro hueco dentro de sistema de salud y hay mucho intrusismo…

Yo lo estudié en la Facultad de la salud y deporte de Huesca. Lo más importante es que te guste, porque es formación diaria, hay que leer constantemente, y mantenerte al día con cursos, charlas… pero merece la pena, sin duda.

Pilar, de Monzón:

Cuando como me sacio y no me quedo con hambre, pero al rato me suelen dar ganas de comer, es especial dulce, y si me echo una cabezadita las ganas son mayores ¿Es esto normal o sólo me pasa a mí? ¿Qué puedo tomar para evitar sucumbir al dulce?

Sí, sí, es normal, lo más importante ¡no tengas dulces en casa! No vas a adquirir beneficios si los tienes, y si hay vas a picar, ten fruta en su lugar, la naranja es dulce también y además tiene fibra que ayudará a saciarte y a olvidarte del dulce. Si en alguna ocasión te apetece puedes comprar de vez en cuando chocolate negro puro sin azúcar, frutos secos naturales, que no sean fritos. Lávate los dientes y sal a dar un paseo, se te acabará olvidando el dulce.

Mónica, de Fraga:

De un tiempo a esta parte se han puesto de moda las tiendas con helados de yogur que aparentemente son sanos, pero he leído en algún sitio que son una bomba calórica ¿es cierto? Y en caso afirmativo ¿por qué?

Los ingredientes exactos no he conseguido averiguarlos, depende de la marca (hay varias franquicias).

Su valor calórico depende del color del helado de yogurt, el que menos calorías tiene es el blanco unas 90Kcal /100gr si es del pequeño, ahora sí tienen bastante azúcar 18.5gr/100gr, además según el topping que le introduzcas hará incrementar en mayor medida su valor calórico y la proporción de grasas y azúcares, por ejemplo si añades galletas, chocolate, chuches, caramelos. No pasa nada porque este verano te comas alguno, pero nunca va a ser lo mismo que comerte un yogurt o un vaso de leche. Prueba a hacerlos en casa, hielo y zumo de naranja, yogurt natural un palito y al congelador, fruta triturada, yogurt un palito y al congelador.

Araceli, de Huesca:

Ahora con la llegada del buen tiempo empiezo con la jornada intensiva y cambio mis hábitos para poder disfrutar del verano y me llevo al trabajo un sándwich y un gazpacho o similar y lo sustituyo por la comida. Y mi pregunta es, ¿el pan de molde es recomendable?

No es malo comer bocadillos, siempre y cuando su interior sea de alimentos saludables (jamón serrano, atún al natural, queso no graso, aguacate con tomate…) pero sí que no puedes comer siempre lo mismo, puedes probar con ensaladas de arroz otro día de pasta, ensalada con pollo, con atún, hay muchas variedades. Centrándome en tu pregunta, hay que leer los etiquetados de los alimentos, ello nos ayudará a saber si es un alimento adecuado para mi consumo habitual o no, el problema del pan de molde, son las grasas que le adicionan, el pan debería de ser agua, harina, levadura y sal, todo lo demás se aleja del nombre de pan, suelen añadir, leche, mantequilla, más sal e incluso azúcar. Si encuentras un pan de molde que sólo contenga levadura, harina, agua y sal adelante, y si es de harina integral todavía mejor. Aprovecho para decirte que es mejor tomar “pan integral” en este la harina que se utiliza tiene el grano entero, por ello más fibra vitaminas y minerales, para ello hay que leer el etiquetado, ya que en muchos panes que llaman “pan integral” de ello tiene poco, ya que no usan harina de trigo integral, sino harina de trigo normal y aparte le añaden salvado, así no nos beneficiamos de las propiedades del grano entero. El mejor pan es el de antes. El pan precocido, que le añaden enzimas, leche y aditivos E- tal tal, no es pan… Intenta usar pan de toda la vida, en vez de molde, pero a poder ser, de panadería convencional, ese, es el verdadero pan.

Rocío, de Huesca:

Tengo propensión a tener colesterol y no entiendo a qué se debe porque como muchas verduras, alimentos a la plancha y no pruebo los embutidos, ¿qué alimentos debo evitar para equilibrar estos niveles?

Además, de reducir, o eliminar alimentos altos el colesterol (mantequilla, dulces, carnes grasas como cordero, panceta, jamón blanco, tortetas, reducir el consumo de huevos a dos a la semana, quesos, leche entera, embutidos) deberías de evitar también los que contienen grasas saturadas, el colesterol sólo está en alimentos de origen animal, el problema es qué en muchos dulces añaden grasa animal, además de grasas saturada haciendo que suba nuestro colesterol. Toma alimentos ricos en fibra, cereales integrales (pan, pasta y arroz integral en vez de blancos) ayudarán a reducir la absorción del colesterol, toma 3 frutas al día, dos raciones de verdura al día, frutos secos con control (sobre todo nueces, contienen omega 3 y ayudan a mantener los niveles de colesterol, 3 al día suficientes) 2 veces a la semana pescado azul (salmón, sardinas, atún) limita la carne grasa y come la magra: pollo, pavo, conejo y caza. Usa siempre para aliñar aceite de oliva virgen extra. Y… Añade actividad física, sal a correr, andar mínimo media hora al día.

María, de Jaca:

Soy una auténtica fan del chocolate negro y son pocos los días en los que no lo como, eso sí una onza o dos como mucho, ¿aunque esté a dieta y cumpla a rajatabla el resto de cosas, puedo seguir tomándolo?

No es cuestión sólo por estar a dieta, sino por el azúcar y la grasa saturada que nos aporta, dentro de los alimentos considerados como dulces, es el más saludable, siempre y cuando sea chocolate negro puro, sin azúcar. Podrías sustituirlo por fruta, lácteo o algún día algún fruto seco, pero también puedes tomarlo de forma ocasional, muchas veces el problema de tomar dulces no es sólo que no sean saludables, sino que desplazas la toma de otros alimentos saludables porque te sacias con ellos. Dos onzas de chocolate puro extrafino llegan a ser 10 gramos, osea, te aportan 57.6 Kcal, dos onzas de uno negro normal 20gr, serían 115Kcal. Si contienen algo de azúcar habría que tenerlo en cuenta también.

Carla, de Monzón:

Leo en muchos sitios las ventajas de cocinar al microondas, ¿de verdad es tan sano usar este método? ¿No pierden los alimentos sabor al hacerse así?

ES igual de sano que el horno convencional, se trata de radiaciones NO ionizantes. Según la OMS :

“Lo que ocurre es que las moléculas de agua de dentro del alimento vibran cuando absorben energía de dentro del microondas y la fricción entre las moléculas resulta en el calentamiento que cocina el alimento. Los alimentos cocinados en él no se convierten en radiactivos”

“Los alimentos cocinados en un horno de microondas es tan seguro, y tiene el mismo valor nutritivo, como los alimentos cocinados en un horno convencional. La principal diferencia entre estos dos métodos de cocina es que la energía de microondas penetra más profundamente en la comida y reduce el tiempo para que el calor se llevó a cabo a lo largo de la comida, reduciendo así el tiempo total de cocción” .

A la hora de cocinar los alimentos hay que tener en cuenta que cuanto más tiempo los cocinemos mayor pérdida de nutrientes puede haber.

Un inconveniente en el uso del microondas sería que en piezas gruesas podría haber un calentamiento desigual, lo que podría repercutir en nuestra seguridad alimentaria, pero eso se paliaría dándole la vuelta al alimento y volver a calentar.

Eso sí, hay que usarlo adecuadamente según las instrucciones del fabricante y comprobar que la puerta cierra bien, y su mantenimiento. (http://www.who.int/peh-emf/publications/facts/info_microwaves/es/)

Pedro, de Huesca:

Me preocupa mucho mi alimentación y nunca faltan las verduras pero por falta de tiempo recurro en muchas ocasiones a las precongeladas -a la brasa y similares- ¿son igual de sanas o a la larga pueden perjudicar a mi salud?

Siempre que sea posible opta por verduras frescas de temporada, y cómpralas en el momento que vayas a consumirlas ya que su deterioro y perdida de vitaminas comienza desde el momento de su recolección, si las mantienes mucho tiempo almacenadas, sin consumirlas irán perdiendo carga nutritiva. En cuanto a la verdura congelada es igual de sana, las recolectan las escaldan para que no se deterioren y las congelan, luego se mantienen sus vitaminas y minerales, haciéndolas adecuadas para nuestro consumo, de esta manera también te puedes beneficiar de más variedad de verduras, eso sí, échalas cuando el agua ya este hirviendo, así hay menor pérdidas de vitaminas por lixiviación. En cuanto a las verduras en conserva pueden ser también una elección en algunas ocasiones, aunque en este caso puesto a elegir te recomendaría más la natural o congelada, ya que suelen añadirle aditivos, por ejemplo sal y bastante para su conservación, y la sal no es tan saludable… (Máximo 5 gramos al día) sobre todo si además se padece de hipertensión. Aunque sí que será más saludable que optar por otros alimentos superfluos, como fritos precocinados, pizzas… Lee el etiquetado, si sólo contienen las verduras citadas. ¡Adelante!

Esta entrada tiene un comentario

  1. ¡Hola me encanta tu articulo!

    Yo soy de esos que le encantan los productos naturales y creo que es necesario implementarlos en nuestra dieta diaria, para evitar posibles enfermedades.

    Actualmente estoy creando un blog y me gustaría que le echasen un vistazo y me ce comentan que tal les parece 😀 blogsalud y nutrición

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito

Pregúntanos
1
¿Cómo te sientes hoy? ¿Alguna duda?
Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by