Embarazo y manchas marrones, ¿qué significan?

Embarazo y manchas marrones, ¿qué significan?

ÍNDICE

La presencia de manchas marrones en el embarazo puede resultar preocupante pero, aunque no lo parezca, no siempre es signo de que algo vaya mal con el bebé o el cuerpo de la madre. Lo importante es mantenerse alerta. En este artículo vamos a resolver tus dudas respecto al embarazo y manchas marrones.

¿Qué significan las manchas marrones en el embarazo?

La aparición de manchas marrones durante el embarazo puede ser por diversos motivos o causas. No siempre es señal de alarma, aunque el monitoreo es fundamental si se trata de alguna infección, cambios hormonales, alteración en el PH vaginal o cambio en el volumen del cuello uterino, entre otros factores. Se habla de una etapa normal cuando el flujo que provoca la mancha marrón tiene consistencia gelatinosa, principalmente al inicio del embarazo. Además, después de tener relaciones sexuales puede aparecer alguna secreción oscura. El color marrón, o también rojo oscuro, se debe a que la sangre es “vieja” y ha perdido su tono intenso natural. Es importante mencionar que cuando hay síntomas como cólicos, comezón o aroma vaginal desagradable, no debe pasarse por alto y debe consultarse al médico. Para comprender mejor cómo actuar ante las manchas marrones en el embarazo, veámos, según las tres etapas del embarazo, las posibles causas y las acciones a tomar:

Manchas marrones en el primer trimestre de embarazo

De acuerdo con los estudios médicos, la aparición de manchas marrones en un embarazo de menos de 12 semanas puede deberse a:

Sangrado de implantación

El sangrado de implantación suele aparecer en el periodo de 6 a 12 días posterior a la concepción, e indica que el óvulo está situado en el útero. Hay que tener en cuenta que no todas las mujeres presentan este síntoma. Este sangrado suele ser de color marrón oscuro o rosa claro, muy distinto al manchado que provoca el periodo de menstruación. Además, este sangrado únicamente dura algunas horas, o 3 días como máximo.

Embarazo ectópico

Se llama embarazo ectópico cuando el óvulo se sitúa fuera del útero. Además de las manchas o hemorragias vaginales, otros síntomas que acompañan esta situación son:
  • Dolor abdominal intenso
  • Debilidad o desmayos
  • Presión en el recto
Si se presentan estos síntomas es importante acudir urgentemente al médico.

Aborto espontáneo

Un aborto espontáneo se puede presentar en las primeras 13 semanas. Igual que en el embarazo ectópico, un aborto se puede acompañar de otros síntomas clave como:
  • Dolor de espalda
  • Flujo blanco o rosa
  • Calambres
  • Pérdida de peso
De igual manera, ante alguno de estos síntomas unido a manchas marrones debes acudir al médico, que determinará de qué tipo de complicación se trata. Es importante resaltar que un aborto espontáneo no significa que en un futuro no puedas quedar nuevamente embarazada. Si te sucede, debes comprender que no ha sido tu culpa. Es fundamental que busques apoyo en amigos, familiares o profesionales, pues una situación así puede resultar muy dura.

Manchas marrones en el segundo trimestre de embarazo

Las manchas marrones en el embarazo durante el segundo trimestre suceden por inflamación del cuello uterino o por la aparición de un pólipo cervical, lo cual no debe ser alarmante. Si el sangrado es abundante durante el segundo trimestre, puede ser signo de una de las siguientes situaciones, que requieren atención inmediata:
  • Placenta previa
  • Trabajo de parto prematuro
  • Aborto involuntario tardío
embarazo manchas marrones

Manchas marrones en el tercer trimestre de embarazo

Por último, el manchado ligero en el tercer trimestre puede indicar un déficit del tapón mucoso o que el parto se está iniciando. Además, las manchas marrones suelen aparecer después de tener relaciones sexuales. Si el sangrado es abundante debes acudir urgentemente al médico que esté atendiendo tu embarazo, pues podría deberse a:
  • Placenta previa
  • Separación de la placenta
  • Vasa previa

Diagnóstico y tratamiento de las manchas marrones en el embarazo

En algunos casos la mujer embarazada presenta sangrado y manchas marrones pero estas no se relacionan con la etapa de implantación, que suele ser muy común. En ese caso, el médico programará una visita de evaluación. Dicha evaluación puede incluir:
  • Algunas preguntas
  • Examen vaginal
  • Ecografía abdominal
  • Análisis de sangre (hCG)
El tratamiento dependerá de la causa del sangrado o manchas. Por ejemplo, si se trata de una infección, el médico indicará algún medicamento antimicótico, y si se trata de una enfermedad de transmisión sexual (ETS) el médico recetará un antibiótico y posibles estudios clínicos. De manera general, algunos cuidados diarios que se deben tomar en cuenta para procurar la salud vaginal, independientemente de si se está embarazada o no, son:
  • Usar ropa íntima suave y de algodón, preferentemente no ajustada ni oscura (por los tintes).
  • Lavar la ropa íntima con agua y jabón neutro, sin utilizar cloro ni suavizante.
  • Evitar los jabones íntimos líquidos con aromatizantes o cremas hidratantes.
  • No lavar la zona genital más de 2 veces al día, con el fin de proteger la mucosa natural.
En relación a este tema, es habitual que el flujo marrón sea un signo de que la mujer esté embarazada, lo que se debe al momento de la implantación que hemos comentado. Es importante observar estos cambios, ya que suelen causar confusión con el ciclo menstrual. Recuerda que el proceso de implantación solo dura un par de días y no provoca flujo abundante. Como has podido comprobar en este artículo, el embarazo y las manchas marrones suelen ser un signo del cual no hay que preocuparse, aunque el seguimiento es clave. Comenta con tu médico cualquier duda al respecto, en la cita de evaluación y valoración. Además, no dudes en acudir a urgencias si presentas síntomas severos. Recuerda que la decisión que tomes a tiempo será clave para asegurar tu bienestar y el de tu bebé.

Deja un comentario