Dolor de piernas en el embarazo en las primeras semanas: por qué sucede y cómo combatirlo

Dolor de piernas en el embarazo en las primeras semanas: por qué sucede y cómo combatirlo

Dolor de piernas en el embarazo en las primeras semanas: por qué sucede y cómo combatirlo

El embarazo es un proceso de cambios muy profundos para el cuerpo de la mujer. Durante el primer trimestre no suelen aparecer muchos dolores, pues los cambios se producen lentamente, aunque sí se dan determinadas molestias, frecuentes en el embarazo. Veamos qué sucede con el dolor de piernas en el embarazo durante las primeras semanas, a qué se debe y cómo combatirlo.

Molestias en las primeras semanas de embarazo

Estas son las molestias más habituales durante las primeras semanas de embarazo:

Sensibilidad e hinchazón de los pechos

Es la primera señal que muchas mujeres reconocen, incluso antes de confirmar que están embarazadas. La subida de estrógenos y progesterona que prepara los pechos para la lactancia, provoca mayor sensibilidad e incluso aumento de volumen. Si compras nuevos sujetadores, los más recomendables son los de algodón sin aros.

Náuseas

Aunque no se dan en todas las mujeres, algunas sí presentan náuseas durante el primer trimestre, que suelen desaparecer al empezar el segundo trimestre. Son más habituales a primera hora de la mañana, tras el ayuno nocturno.

Se recomienda comer poca cantidad y hacerlo a menudo, consumir más carbohidratos y reducir las grasas saturadas. Las náuseas también se relacionan con la sensibilidad a algún olor, que se vuelve muy desagradable.

Sueño

Es una sensación muy generalizada en las embarazadas. Se debe al proceso que se desarrolla en el cuerpo y a toda la energía que se consume. El cuerpo invita a descansar y a tomar este periodo con mayor calma, valorando el presente. Tu cuerpo es sabio, escúchalo.

Dolor de cabeza

Los cambios hormonales del primer trimestre suelen ser los responsables de esta molestia. En mujeres con cefaleas recurrentes es más habitual, aunque algunas mujeres que no suelen sufrirlas también pueden experimentarlas por primera vez.

Mareo

Se produce por una bajada de la presión  arterial. No es habitual, pero algunas mujeres lo identifican especialmente tras las comidas, o al levantarse bruscamente. Tumbarse con las piernas levantadas facilita el retorno sanguíneo, y llevar algún caramelo en el bolso, por si el mareo es debido a una bajada de glucosa y se presenta lejos de casa, puede ayudar.

Indigestión

La sensación de tener el estómago revuelto también es una molestia relativamente habitual, aunque es más frecuente en el tercer trimestre, por la nueva posición del estómago (está mucho más comprimido por el crecimiento del bebé)

Dolor de piernas en el embarazo durante las primeras semanas

Lo más habitual es que el dolor de piernas en el embarazo durante las primeras semanas no suceda, pues es un tipo de molestia más frecuente durante el último trimestre, por la compresión que ejerce el feto en las venas de retorno.

Pero, aun así, el dolor de piernas en el embarazo en las primeras semanas también puede aparecer. Si este es el caso, acostumbran a ser molestias pasajeras, que remiten al cambiar de postura o tras poco tiempo. Vigila al coger pesos y hacer fuerza, pues es más fácil lesionarse.

Si sientes dolor agudo solo en una pierna, no dudes en acudir a urgencias, para descartar una flebitis o, lo que sería más grave, una tromboflebitis.

Si es más que una molestia y pasa a ser un dolor agudo, o perdura en el tiempo, consulta a tu médico de confianza para que estudie su origen.

Otros posibles orígenes del dolor de piernas en el embarazo en las primeras semanas, pueden ser:

  • Resfriado. Pasar un proceso catarral puede ir acompañado de molestias o dolor en las extremidades. Lo primero es descansar, pues es recomendable pasar el proceso vírico sin medicamentos. Aún así, si los necesitas, acude a tu centro de salud y sigue la pauta que te recomienden tras sopesar las ventajas y los posibles perjuicios para el bebé. No te automediques.
  • Herpes (citomegalovirus). Es un virus peligroso para el desarrollo del bebé en la placenta, y sus síntomas se parecen a un resfriado leve: dolor de cabeza, fiebre leve y dolor en las extremidades. Puede vivir latente en el organismo y activarse posteriormente. Es una enfermedad común en un porcentaje de embarazadas y puede traspasarse con facilidad al bebé, en el parto. A pesar del desconocimiento general, viene bien tenerlo en cuenta para reconocer los síntomas cuanto antes, pues un tratamiento precoz puede evitar problemas futuros al bebé.

¿Cómo combatir el dolor de piernas? Remedios caseros

Una vez descartada la gravedad clínica, y aunque no puedas tomar medicamentos, tampoco te preocupes demasiado, pues existen algunos remedios naturales para combatir el dolor de piernas en el embarazo durante las primeras semanas.

Uno de ellos, y muy efectivo, es usar medias de compresión: tipo calcetín, si sueles llevar pantalón, o media larga hasta el muslo, si llevas falda. Con esta terapia compresiva el alivio de las piernas cansadas y pesadas es manifiesto.

Como ves, el dolor de piernas en el embarazo en las primeras semanas no es habitual y suele ser causado por un proceso vírico. Si es tu caso acude a tu centro de salud, donde valorarán tu cuadro clínico y darán con el origen de tu dolor. Recuerda que es preferible pecar de prudente, pues algunas enfermedades comunes pueden tener consecuencias para el bebé, si se dan en una embarazada. Si te duelen las extremidades no te quedes con la duda, es probable que el tratamiento sea sencillo, o que no sea nada, pero si lo consultas te quedarás más tranquila.

¡MIRA COMO CRECE TU BEBÉ!

Hemos diseñado una plantilla que te ayuda a realizar un seguimiento periódico del crecimiento de tu bebé, contrastado con los percentiles generales.









Deja un comentario