Cuidados dermofarmacéuticos en el embarazo

En esta entrada quiero compartir el artículo que escribí para la sección Tú Farmacéutico te Informa,en el Diario del Altoaragon,  el pasado domingo y que creo que puede ser de interés para muchas de vosotras.

embarazo

El embarazo lleva consigo una serie de cambios fisiológicos y hormonales  que afectan a la piel de diferentes partes del cuerpo de la mujer embarazada.

No todos ellos aparecen en todas las mujeres ni afectan a todas por igual pero es importante destacar  los más significativos así como las recomendaciones para prevenirlos o tratarlos de la forma más segura.

ESTRÍAS

Es uno de los signos más frecuentes del  embarazo y aparece debido a los cambios que se producen en el tejido conjuntivo, los cuales, producen la rotura de las fibras de  colágeno y elastina que son las que aportan elasticidad a la piel. Suelen aparecer en los senos, el abdomen, las caderas o los muslos.

Las estrías presentan una primera fase en la que son de color rojo-violáceo y una segunda fase en la que se tornan de color blanco -nacarado.

El mejor tratamiento para las estrías es la prevención desde el inicio del embarazo con cremas con alto contenido en agentes hidratantes (urea, alantoína, ácido láctico) y  activos reparadores y cicatrizantes (aceite de rosa mosqueta, extracto de centella asiática, aceite de germen de trigo)…todo ello con el fin de regenerar las fibras elásticas dañadas.

Estos cosméticos siempre deben de aplicarse con un ligero pero prolongado masaje para activar la microcirculación de la zona.

CUIDADO DE LOS SENOS

La piel de esta zona se vuelve mucho más frágil y fina. Los senos aumentan su volumen debido a la superproducción hormonal y aparecen las estrías.

Es recomendable el uso de sujetadores cómodos y realizar ejercicios que refuercen la musculatura pectoral para prevenir la flaccidez así como la aplicación diaria de una crema antiestrías.

Después del parto son frecuentes las grietas en los pezones, para prevenirlas es importante desde el séptimo mes hidratar la zona con cremas ricas en lanolina pura.

MANCHAS

Las hiperpigmentaciones se deben a los cambios hormonales. Es muy común el melasma o cloasma del embarazo, es decir, manchas oscuras que son normalmente simétricas y que aparecen en las mejillas, frente o en el labio superior. Suelen desaparecer después del parto.

Empeoran con la exposición solar por lo que el mejor tratamiento durante esta época es el uso de un buen fotoprotector FPS 50+ de amplio expectro. No es recomendable el uso de despigmentantes durante el embarazo. Hay algunos que sí que son compatibles (ácido kójico, ácido azelaico…) pero siempre bajo supervisión del dermatólogo o farmacéutico experto en dermofarmacia.

La línea nigra es el segundo tipo de pigmentación común en el embarazo. Se oscurece la línea abdominal desde el pubis hasta el ombligo y desaparece después del parto sin necesidad de tratamiento.

PIERNAS CANSADAS

La pesadez de piernas se debe a cambios vasculares que producen transtornos circulatorios que van acompañados en algunos casos de signos en la piel: arañas vasculares, pequeños puntos en la piel de color rojo intenso que suelen desaparecer después del parto. Es recomendable el uso de medias o pantys  terapéuticos de compresión normal para embarazadas así como geles o cremas con extractos de plantas que favorezcan el retorno venoso( Castaño de Indias, Vitis Vinifera, Ruscus Aculeatus) y tengan propiedades antiinflamatorias (Aloe Vera, Árnica..). No se deben usar productos que contengan mentol, alcanfor…

Es importante caminar, tonificar las piernas con duchas de agua fría en sentido ascendente y no permanecer demasiado tiempo en la misma posición.

CABELLO Y UÑAS

Durante el embarazo la caída es mínima y el cabello suele presentar un aspecto saludable al igual que las uñas. En algunos casos suele volverse algo graso debido a los cambios hormonales. El problema de caída aparece tras el parto.

Durante el embarazo es recomendable el uso de champús suaves con activos seborreguladores si es necesario (extracto de ortiga, bardana…) y evitar tratamientos capilares y en las uñas agresivos (tintes, permanentes, uñas de gel…).

ACNÉ

Los efectos hormonales que afectan a la mujer embarazada pueden provocar la aparición de acné o el empeoramiento del ya existente sobre todo en el primer trimestre.

Los antibióticos tópicos como la eritromicina son seguros. También puede aplicarse ácido salicílico en áreas específicas o peróxido de benzoilo por las noches.

No utilizar nunca retinoides tópicos ni isotretinoína vía oral.

La higiene e hidratación con un producto adecuado recomendado siempre según las necesidades de cada embarazada es crucial para mantener una piel sana durante el embarazo.

CELULITIS

Debido al aumento de peso y al aumento de la retención de líquidos la celulitis puede empeorar durante esta etapa.

No deben usarse tratamientos anticelulíticos durante esta etapa por su contenido en cafeína.

Sí que es recomendable el uso de aceites drenantes que mejorarán el aspecto de la piel con celulitis de manera considerable.

HIGIENE ÍNTIMA

El ph de la zona vaginal se modifica volviéndose más ácido y aumentando el flujo. El riesgo de contraer infecciones es mayor por lo que la higiene íntima durante el embarazo debe realizarse con un gel íntimo suave que restaure el ph natural de la zona

PEDICULOSIS

En caso de infestación por piojos durante el embarazo, algo que es común si se tienen niños pequeños en casa los productos de elección son los que contienen siliconas (dimeticonas, ciclometiconas) en su composición. El piojo muere por asfixia y el producto no penetra y no irrita el cuero cabelludo.

¡Espero que os haya gustado!

 

 

 

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito

Pregúntanos
1
¿Cómo te sientes hoy? ¿Alguna duda?
Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by