Crema para la irritación causada por la baba del bebé

Crema para la irritación causada por la baba del bebé

Contenido

¿Qué crema debo utilizar  para la irritación causada por la baba del bebé? Es algo que nos preguntáis con frecuencia durante los primeros meses de vida del mismo. De repente la piel del bebé enrojece en la zona de la barbilla, pica y es muy molesto para él.

¿Por qué se produce la irritación?

Alrededor de los 4 meses,  se desarrollan las glándulas salivares del bebé (hasta entonces inmaduras) y el bebé empieza a fabricar saliva. Para él es algo nuevo y, como no está acostumbrado,  no sabe cómo tragar esa hiperproducción de saliva. Es un proceso adaptativo que tarda un tiempo en “aprender”.

Las babas salen al exterior causando irritación de la zona perioral (zona alrededor de la boca del bebé) que cursa con enrojecimiento, picor y descamación lo cual resulta muy molesto para el bebé.

Esta etapa suele coincidir con la salida de los primeros dientes de allí que a veces escuchemos ” el bebé babea porque le va a salir algún diente”

Consejos para evitar la irritación

  1. Mantener la zona limpia y seca para evitar la humedad en la zona: utilizaremos un pañuelo de algodón y secaremos el exceso de babas a toques y de forma muy suave, nunca arrastrando porque podemos producir heridas.
  2. Podemos usar baberos de algodón que evitarán que las babas deslicen y se produzca humedad en la zona del cuello,  donde hay pliegues y es más fácil que puedan proliferar hongos.
  3. Aplicar cremas que mejoren la irritación causadas por las babas del bebé.

Elige tu crema para mejorar la irritación causada por las babas del bebé

Estas cremas suelen tener propiedades calmantes y regeneradoras. Es importante también que formen una barrera protectora que será lo que proteja la piel de las agresiones externas: babas, frío,  viento…

Os dejo algún ejemplo de algunas que podemos encontrar en las farmacias con gran efecto hidratante y reparador:

VAselina de Carrasca

  • Vaselina de Carrascaes uno de nuestros productos estrella para este tipo de irritación y también para otros. La vaselina hace esa “función barrera” tan importante de la que hemos hablado y el extracto de corteza de encina aporta las propiedades reparadoras, calmantes y antiinflamatorias.
  • Letibalm Crema Peribucal: Repara y protege la piel expuesta a las babas y a la humedad continuada. Tiene una textura rica e hidratante. Forma un complejo “film former” que es una fina película protectora  que protege la piel frente a la saliva u otros posibles agentes irritantes externos. La zona peribucal localmente alterada y enrojecida por el babeo estará protegida, al tiempo que se favorece la recuperación de su estado normal.
  • Nutraisdin Reparador Perioral: Bálsamo protector y reparador con un 99% de ingredientes de origen natural que protege y calma la zona alrededor de la boca, labios y nariz afectada por la saliva, el chupete y las condiciones extremas.
  • Dermalibour Crema Barrera: Alivia e hidrata la piel fragilizada por el Extracto de Plántulas de Avena Rhealba®, limita el riesgo de proliferación bacteriana debido a sus activos purificantes y aísla y protege de las agresiones por su” efecto barrera”.

¿Cómo se aplican estas cremas?

  • Es importante limpiar y secar bien la piel antes cada aplicación. Para ello usaremos preferentemente jabones syndet,  suaves y sin perfume. 
  • Aplicaremos una capa fina tres o cuatro veces al día sobre el área afectada.

Complicaciones causadas por la irritación producida por la baba del bebé

  1. Infección bacteriana: hay veces que el picor hace que el bebé  se rasque la piel de la zona afectada de manera continua produciendo pequeñas heridas que pueden sobreinfectarse en cuyo caso hará falta el uso de un antibiótico tópico y/o un corticoide. Todo ello siempre bajo la prescripción del pediatra o dermatólogo. 
  2. Infección por hongos: el medio húmedo es el sitio favorito para la proliferación de los hongos. Las babas hacen que la zona esté siempre húmeda y si no la vamos secando de forma continua puede producirse una sobreinfección por hongos requiriendo  el uso de una crema antifúngica. También siempre bajo criterio y prescripción del pediatra.

Otros factores que pueden empeorar la irritación

  1. Uso continuado del chupete: el roce de forma continua del chupete en la zona no favorece la recuperación. Intentar elegir chupetes en los que el plástico tenga el menor roce posible con la piel de la zona afectada.
  2. Exposición solar continua: recordar que a los bebés no hay que exponerlos de forma directa al sol. La radiación solar sobre la zona irritada puede producir una quemadura. A partir de los 6 meses y para exposición indirecta pueden usarse fotoprotectores con filtros físicos que no se absorben y minimizan el riego de alergias.

Y para terminar…

Lo más importante es la prevención. Sabemos que es algo común en la mayoría de los bebés por lo que os recomiendo que desde el nacimiento no dejéis de lado la hidratación de la piel del bebé. Es mucho más frágil que la del adulto y más susceptible a cualquier infección .

Desde los tres meses y, antes de que empiecen a aparecer las rojeces de forma visible hay que proteger la zona con este tipo de “cremas barrera” de las que hemos hablado y así evitaremos una posible complicación.

Y si quieres saber más sobre otro tipo de irritaciones de la piel del bebé, consulta en este post en el que hablamos de los distintos sarpullidos en el bebé.

Deja un comentario