¡Cómo volver a correr o saltar sin miedo a los escapes de orina!

MUJERES CORRIENDO

Cuando haces un esfuerzo, correr, saltar, estornudar,…  ¿mojas el pantalón?

Hoy voy a darte una serie de recomendaciones para evitarlo.

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina. Puede ser de tres tipos:

  • Esfuerzo: se produce al realizar esfuerzos físicos (reír, toser, levantar pesos, andar, realizar deporte,…).
  • Urgencia: asociada a una necesidad imperiosa y repentina de orinar.
  • Mixta: tiene componentes tanto de esfuerzo como de urgencia.

Hoy os hablaré de la incontinencia de esfuerzo:

El suelo pélvico es el conjunto de músculos que cierran y sostienen la parte baja del abdomen sujetando la vejiga, el útero y el recto. Durante el embarazo, el parto o con la edad esta musculatura se debilita ocasionando problemas como la incontinencia de orina y los prolapsos.

Al realizar un ejercicio físico que genere impactos (correr, tenis, pádel,…) o actividades que provoquen un aumento de la presión abdominal (reír, toser, estornudar,…) la musculatura pélvica, que está debilitada, no es capaz de ejercer su función y es entonces cuando se produce la pérdida de orina.

Es un problema muy frecuente y muchas veces un tanto tabú. Pensamos que esto sólo le pasa a las mujeres mayores, pero no con 40 o 50 años.

Si esto te ocurre lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con el profesional adecuado (urólogo o ginecólogo) que hará un diagnóstico claro de tu incontinencia y te dará unas pautas que te ayuden a fortalecer la musculatura del suelo pélvico (ejercicios de kegel, fisioterapia del suelo pélvico,…).

Pero, ¿qué puedo hacer mientras estoy rehabilitando mi suelo pélvico pero todavía no está lo suficientemente fuerte?

Te recomiendo unos tampones que han llegado hace muy poco a la farmacia y que se llaman VIDASEC

VIDASEC

 

Vidasec es un tampón vaginal que evita las pérdidas de orina ocasionadas por la incontinencia urinaria de esfuerzo. Se introducen en la vagina, como si fuera un tampón higiénico, elevando la pared vaginal y proporcionando a la uretra el soporte necesario para evitar la pérdida de orina. Se puede orinar cómodamente con él puesto y realizar cualquier tipo de deporte.

Es un tampón reutilizable, que puedes llevarlo puesto unas 12 horas diarias.

¿Cómo se usa?

Te lavas bien las manos.

Remoja el tampón en agua caliente aproximadamente un minuto y escurre el agua sobrante. El tampón se vuelve suave y esponjoso y está listo para usarse.

El tampón debe colocarse del mismo modo que un tampón para la menstruación. Adopta  una posición adecuada para ello.

Introduce el tampón en la vagina tan profundamente como sea necesario dejando el hilo de extracción hacia fuera.

Para retirarlo tira del hilo hacia afuera .

Puede lavarse con agua caliente (60 grados) y un jabón neutro o bien hervirse de 3 a 10 min. Se puede reutilizar siete veces.

Una vez limpio lo sumerges en agua fría, lo dejas secar y lo guardas en un lugar sin contaminantes hasta su próximo uso.

Existen 3 tallas: mini, regular y extra. Hay un pack inicial con un tampón de tamaño regular que nos ayuda a ver que cuál es la talla que necesitas.

Este dispositivo te va a permitir practicar deporte sin temor a las pérdidas de orina, pero no te olvides, que lo principal es que practiques ejercicios de suelo pélvico y que tonifiques la musculatura abdominal.

¡Ve a correr pero sin miedos!

Deja un comentario