Cómo cuidar los pies hinchados en verano

Cómo cuidar los pies hinchados en verano

Contenido

En verano los pies sufren por varios motivos: deshidratación, hinchazón y rozaduras, quemaduras solares, contagios por hongos y verrugas… En este post revisamos uno a uno estos problemas frecuentes y te ofrecemos las claves para evitarlos. 

 

Pies hinchados en verano. ¿Por qué ocurre?

Como consecuencia del calor, muchas personas sufren en verano hinchazón en pies, tobillos y pantorrillas. Los vasos sanguíneos se dilatan y reducen su elasticidad debido a las elevadas temperaturas, dificultando el retorno venoso y produciendo edema, sensación de cansancio y dolor en las extremidades inferiores. El remedio específico de Marro Fórmula en este caso es el GEL FRÍO MODELANIC, con efecto frío intenso y alta concentración de activos vegetales que actúan como potentes venotónicos y calmantes. 

Estos problemas de hinchazón en verano a veces se extienden al resto de la pierna. En esta otra entrada tratamos el tema de las piernas cansadas en profundidad, y cómo evitarlo: CREMA PIERNAS CANSADAS.

 

¿También hay que hidratar los pies en verano?

¡Sí, sobretodo en verano! Con el buen tiempo nuestros pies pasan a estar más expuestos al aire y al sol. La piel tiende a resecarse, pudiendo aparecer grietas en los talones si no se cuidan bien. El mejor consejo es utilizar a diario por la noche, antes de acostarse, una crema específica para la hidratación de los pies, como MARNICA PODOS de Marro Fórmula, con urea al 15%, aceite de árnica y una base hidratante y evanescente de rápida absorción.

 

Cómo evitar y tratar las rozaduras en los pies

La tendencia a tener los pies hinchados en verano, unido al exceso de sudoración, el contacto directo del pie con las sandalias y otros calzados veraniegos, sin calcetines, suele facilitar la aparición de ampollas y rozaduras. Una buena hidratación del pie es la mejor protección. Pensando específicamente en esta necesidad, hemos formulado en nuestro laboratorio Marro Fórmula la nueva crema MARNICA PODOS FRESH. Con un 5% de urea para garantizar una perfecta hidratación y con centella asiática, para cuidar desde el primer momento las rozaduras incipientes. Contiene también aceite de árnica montana, para evitar la hinchazón y otras molestias de los pies. También contiene mentol y aceite esencial de eucalipto, para refrescar y relajar el pie al final de la jornada. ¡Un verdadero aliado para la salud y el bienestar de tus pies en verano!

En caso de que las sandalias terminen produciendo una rozadura, recomendamos cuidarla rápidamente con VASELINA DE CARRASCA Marro Fórmula, un remedio natural y eficaz exclusivo de Marrosalud.

 

Protección solar, ¿también en los pies?

Definitivamente sí. Cuando tomamos el sol, estamos en la piscina o caminamos por la playa, la piel de los pies queda expuesta a la radiación solar igual que cualquier otra parte del cuerpo, por lo que es importante no olvidarse de aplicar el fotoprotector también en esta zona. Además del empeine, no debemos olvidar la planta del pie cuando se vaya a tomar el sol descalzo. Se trata de una piel muy sensible y poco preparada para ser expuesta a la radiación solar. 

 

Cómo prevenir los hongos y verrugas en verano

Los hongos en los pies proliferan más en verano por dos razones. Por un lado, son muy contagiosos y se lo ponemos muy fácil al caminar descalzos por espacios públicos (duchas y piscinas). Por otro lado, el calor sumado a la humedad forman el ambiente perfecto para su proliferación. Algo parecido ocurre con las verrugas. El virus del papiloma humano (VPH) se transmite, entre otras formas, a través del contacto de los pies descalzos con superficies infectadas. Después de un periodo de incubación muy variable puede llegar a manifestarse, normalmente en verano. La mejor manera de evitar tanto hongos como verrugas es evitar caminar descalzo por lugares húmedos y concurridos. 

Foto de Cabecera creado por drobotdean – www.freepik.es

Deja un comentario