Cáncer de piel, ¡ detéctalo a tiempo!

Esta semana hemos dado la bienvenida al verano y ya son muchas las personas que nos hemos expuesto de forma directa a las primeras radiaciones solares. Este año, desde las farmacias queremos ayudaros a prevenir el cáncer de piel y a detectarlo a tiempo.

La incidencia del cáncer de piel en España es alta y ascendente existiendo una relación directa del mismo con la exposición a las radiaciones solares.

¿Cuáles son las radiaciones solares responsables del daño en nuestra piel?

  • Radiación ultravioleta A (UV-A): penetran hasta la dermis (capa intermedia de la piel) y son las responsables del “bronceado inmediato”, de las alergias solares, del fotoenvejecimiento prematuro y del cáncer de piel. Están presentes todo el año.
  • Radiación ultravioleta B (UV-B): probablemente con las que más concienciados estamos porque son responsables de las quemaduras, del eritema solar y del bronceado duradero por la estimulación y oxidación de la melanina (pigmento responsable de la coloración de nuestra piel). Esta radiación también está implicada en el desarrollo del cáncer de piel.
  • Radicaciones infrarrojo-A (IR-A): responsables de la sensación de calor que percibimos, llega hasta la capa más profunda de nuestra piel o hipodermis y ataca a las mitocondrias, orgánulos capaces de producir energía para el buen funcionamiento de nuestras células. También esta radiación está ligada a la posible aparición de un cáncer de piel.

Tipos de cáncer de piel

1- Cáncer cutáneo no melanoma

  • Carcinoma basocelular: es la forma más común del cáncer cutáneo invasivo pero la menos peligrosa ya que no suele extenderse a otras partes del cuerpo si se trata a tiempo. Suele aparecer como un bulto rosado con la superficie brillante o formarse una costra sobre él.
  • Carcinoma espinocelular: es un tumor que se origina en zonas que han sido expuestas al sol (orejas, labios, dorso de las manos). Puede propagarse a otros tejidos, a los ganglios linfáticos e incluso, aunque es poco común producir metástasis.
  • Queratosis actínica: son lesiones muy frecuentes y no invasivas que se reconocen por su tacto áspero y que suelen aparecer en la cara, manos, en el cuero cabelludo de los hombres con calvicie… Existen distintos tratamientos no quirúrgicos y lo importante es el control de las mismas.

2- Cáncer cutáneo melanoma

Es el tipo de cáncer cutáneo más grave y peligroso aunque también el menos frecuente. Su desarrollo tiene una relación directa con la exposición solar, especialmente con las quemaduras solares producidas durante la infancia. Es más común en personas de piel clara, ojos claros, pelirrojos o rubios pero no por ello están exentas las personas de pieles oscuras. También tienen más riesgo personas con antecedentes familiares de melanoma y las personas que se exponen de forma repetida a radiaciones UVA.

Sistema ABCDE

Es una regla muy fácil para poder revisar nuestros lunares y poder acudir al dermatólogo ante cualquier sospecha.

Asimetría: una mitad del lunar es diferente de la otra

Bordes: ver si  los bordes del lunar son irregulares

Color: observar si hay variaciones de color, si es demasiado oscuro, tiene mezcla de colores…

Diámetro: a menudo (no siempre) un melanoma  suele tener más de 6mm de diámetro

Evolución: observar si la lesión crece, sangra, pica…

 

abcd

 

¿Cómo prevenir el cáncer de piel?

  • Selecciona un fotoprotector adecuado que proteja frente a las tres radiaciones que son perjudiciales. Consultános  cuál es el más específico para ti teniendo en cuenta la edad, tipo de piel, área de aplicación o si tienes alguna  patología cutánea. Busca este símbolo en tu  fotoprotector (nos asegura una garantía de protección y eficacia frente a la radiación UVA), no todos lo llevan.

uva

  • Aplica el fotoprotector media hora antes de la exposición solar y en cantidad suficiente sin olvidar zonas como las orejas, empeines de los pies, labios, cuero cabelludo…
  • Renueva la aplicación del fotoprotector cada dos horas o después de los baños (sobre todo en los niños) y házlo también en días nublados. Las nubes también filtran las radiaciones solares.
  • Evita en la medida de lo posible la exposición solar directa en los niños menores de tres años, su piel es mucho más sensible a las radiaciones y no debemos olvidar que la piel “tiene memoria” y los riesgos en la edad adulta aumentan si se han sufrido quemaduras graves en la infancia. Proteger su piel con camisetas, gorras…
  • Evita la exposición al sol o la realización de actividades al aire libre en las horas centrales del día (12 a 16h), es cuando existe una mayor incidencia de las radiaciones solares.
  • No olvides la protección de tus ojos con gafas con cristales homologados que reflejen la radiación UV.
  • Evita la exposición solar y/o extreme la precaución si estás tomando determinados medicamentos que son fotosensibles: anticonceptivos orales, antidepresivos, algunos antibióticos…No olvides consultarlo con tu médico o farmacéutico.
  • Evita el uso de fotoprotectores de un año para otro ya que pueden disminuir su efectividad. El siguiente símbolo, que aparece en los envases nos informa acerca de la validez del producto una vez abierto (M son meses).

bote

  • Hidrata y repara tu piel después de las exposiciones solares.
  • Acostumbra a revisar su piel una vez al mes y si detectas cualquier mancha o anomalía sospechosa no dude en consultar con su dermatólogo.

 

Y por último… ¡DISFRUTA DEL SOL, pero siempre, CON PRECAUCIÓN!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito

Pregúntanos
1
¿Cómo te sientes hoy? ¿Alguna duda?
Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by