Marro Salud

blogRebeca

¿Cuál es el mejor protector solar para mis hijos?

El mejor protector solar

 

Hoy hablaremos de la importancia de la protección solar en los pequeños de la casa. ¿Cómo elijo el mejor protector solar para mi hijo? ¿Vale cualquiera? ¿ Debe de cumplir algún requisito especial? ¿Podemos usar toda la familia el mismo? Son algunas de las preguntas que seguramente os habéis hecho con la llegada del buen tiempo.

Con este post pretendo resolver estas dudas y algunas otras que detectamos desde el mostrador de la farmacia.

Es importante que sepáis que la mayor parte de la radiación solar que recibe nuestra piel a lo largo de toda la vida tiene lugar en la etapa infantil, por lo que es precisamente cuando más debemos proteger la piel y crear hábito en nuestros pequeños.

Al hablar de la incidencia de la radiación solar muchas veces se piensa en los momentos en los que los niños están en la playa, en la piscina o en la montaña…pero…¿y en el día a día?, ¿en el patio de recreo?, ¿mientras juegan en el parque?, ¿cuándo vamos de paseo?, ¿cuándo van en bici o juegan un partido de fútbol al aire libre?. Es muy importante concienciarnos de una buena protección solar todos los días del año, haciendo especial incidencia en los meses de marzo a octubre. Es muy importante saber que las quemaduras que pueda sufrir la piel en los tres primeros años de vida determinarán la probabilidad de sufrir un cáncer de piel en la edad adulta.

Por otro lado la piel de los niños  es más fina y sensible lo que la hace que sea más permeable y puedan producirse más reacciones de alergia a determinados productos, los melanocitos (células encargadas de producir melanina en defensa de la radiación solar) no están lo suficientemente desarrollados , el sistema inmunitario es inmaduro y la proporción de lípidos también es menor que la del adulto con lo que tienen un mayor riesgo de sufrir quemaduras, alergias… Es por todo ello que los fotoprotectores que debemos elegir para nuestros hijos deben de ser específicos para su tipo de piel. Y NO vale cualquiera.

Lo ideal sería no exponer al sol a los niños menores de tres años algo que en la realidad es muy difícil puesto que sobre todo en época veraniega con lo que más disfrutan es con el agua del mar o la piscina pero sí que podemos tomar una serie de precauciones para minimizar riesgos.

Elección del mejor protector solar, ¿ qué características deben de cumplir?

En primer lugar, decir que los fotoprotectores deben proteger tanto de la radiación UVB (la responsable de las quemaduras, el enrojecimiento, de algunas lesiones precancerosas…) como de la radiación UVA (responsable de las manchas, alergias solares, envejecimiento prematuro, cáncer de piel…). La radiación UVA está presente todo el año, por ello además de fijarnos en el símbolo numérico al que estamos acostumbrados en los envases (20+, 30+, 50+) que es lo que indica la protección frente a UVB debemos buscar el siguiente símbolo que avala que dicha crema cumple la normativa de protección frente a UVA (proteger al menos 1/3 frente a UVA de lo que protege frente a UVB). Si no encontráis este símbolo, no compréis ese fotoprotector.

Los fotoprotectores incorporan en su fórmula filtros que son los encargados de “defendernos” de la radiación solar. Os resumo:

  • Filtros químicos u orgánicos: Actúan absorbiendo la radiación UV y transformándola en otra energía inocua para la piel. Estos filtros dan a las cremas “buena cosmeticidad”, son más fáciles de extender pero al penetrar en la piel es más fácil que den reacciones alérgicas en pieles sensibles o frágiles. Evitar los que contienen Octocryleno y benzofenonas que son más susceptibles a provocar reacciones alérgicas.
  • Filtros físicos , minerales o inorgánicos: Actúan reflejando la radiación por lo que no son absorbidos por la piel, lo cual los convierte en más seguros ya que es más difícil que puedan provocar una reacción alérgica. La “desventaja” es que son menos cosméticos y son más difíciles de extender dejando muchas veces la típica “máscara blanca” en el lugar de aplicación. Algunos de ellos son: Dióxido de Titanio, óxido de Zn, Mica, Talco, Calcium hydroxyapatite…

En niños menores de 6 meses:

No hay que exponerlos al sol. En principio no necesitan ningún fotoprotector y en el caso de utilizar alguno sobre todo si coincide en los meses de verano que sean siempre fotoprotectores con filtros físicos o minerales.

En niños mayores de 6 meses y menores de 3 años y niños con dermatitis atópica:

Usar fotoprotectores físicos o minerales para minimizar el riesgo de alergia o brote de atopia.

En niños mayores de 3 años:

Se pueden usar fotoprotectores pediátricos con FPS 50+. Combinan filtros físicos con los químicos que mejor se toleran minimizando así el riesgo de reacciones alérgicas.

Os dejo algún ejemplo de fotoprotectores que contienen filtros físicos o minerales: Bioderma Photoderm 50+, Isdin pediatrics Fluid Mineral Baby 50+, La Roche Posay Anthelios Baby 50+.

BIODERMA PHOTODERM MINE SPF50+ 100 GANTHELIOS SPF- 30 DERMOPEDIATRICS LOCION ; 50 MLFOTOPROTECTOR BABY F50 50ML

Además del tema de los filtros es importante en incidir en más factores a la hora de la elección del mejor protector solar para nuestros hijos:

  • Deben ser seguros.
  • Estables frente a agentes externos (deben de conservar las propiedades cuando entran en contacto con un medio húmedo como el agua o el sudor y  no degradarse cuando se exponen al sol).
  • Resistentes a la fricción.
  • Deben ser eficaces.
  • Deben estar testados en pieles sensibles y en niños (que haya estudios clínicos que lo avalen).
  • Deben ser fórmulas hidratantes.
  • No deben contener (o contenerlos a muy bajita concentración) perfumes, colorantes y conservantes.
  • Deben estar testados a nivel ocular y no producir irritación en los ojos.

Y por último y muy importante…

  • Aplicar el fotoprotector media hora antes de la exposición solar.
  • Hay que aplicar la cantidad adecuada y necesaria: 2 mg/cm2 de piel, lo cual casi nunca se cumple por lo que la capacidad protectora de la crema solar se reduce casi siempre.
  • Renovar la aplicación cada 2 horas.
  • Evitar la exposición solar en las horas centrales del día: 12h a 17h.
  • No olvidar las zonas de los empeines, orejas, hombros…
  • Cubrir el cuerpo de los niños con camisetas, la cabeza con gorra o sombrero…
  • Utilizar gafas de sol para proteger también los ojos de las radiaciones solares.

Cualquier duda en la elección, no olvides que en la farmacia estamos para ayudarte. ¿Te han servido estos consejos?


Te puede interesar…

Fotoprotector Baby Isdin

PHOTODERM MINE SPF50+ 100 G

ANTHELIOS SPF- 30 DERMOPEDIATRICS LOCION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *